POLÍTICA

Garzón rechaza la independencia catalana por ilegítima y llama a IU a trabajar por una República Federal de España

Considera que se produce "al margen de la mitad de la población".

27/10/2017 10:09 CEST | Actualizado 27/10/2017 10:10 CEST
EFE

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, ha rechazado este viernes la declaración de independencia de Cataluña al considerar que se produce "al margen de la mitad de la población" y que "ahonda más en las carencias de la hoja de ruta" de los separatistas, y quiere que IU trabaje por una reforma constitucional que permita proclamar una República Federal en España que reconozca la plurinacionalidad y que permita el derecho de autodeterminación a los catalanes.

Así lo explica Garzón en el borrador de resolución política sobre Cataluña que se debatirá y votará este sábado en la Asamblea Política y Social de IU, el máximo órgano de la formación. Eso sí, el texto, al que ha tenido acceso Europa Press, aún no es definitivo y está sujeto a enmiendas.

La declaración comienza reiterando el rechazo frontal de IU a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que a su juicio "es una medida desproporcionada y antidemocrática", supone "una extralimitación de las facultades reconocidas al Gobierno que contribuye a poner fin a la propia legalidad constitucional que dice restaurar" y que sólo servirá para "elevar la tensión en Cataluña y en el conjunto de España, persistiendo en un grave error político que además da alas a las posiciones intransigentes".

Pero también cuestiona la declaración unilateral de independencia porque sostiene que la movilización del 1 de octubre no la legitima y que se produce "al margen de la mitad de la población catalana, ahondando aún más las carencias de contenidos sociales y de regeneración democrática de la hoja de ruta de Junts pel Sí y la CUP".

"BLOQUE REACCIONARIO Y MONÁRQUICO"

A su juicio, el PP, el PSOE y Ciudadanos han formado un "bloque reaccionario y monárquico" que busca una "salida reformista y autoritaria" a base de "represión policial, judicial y administrativa" que llevaría a "un país menos democrático y más centralista".

En ese bloque incluye al Rey, al que acusa de desempeñar un "papel partidista y no neutral" para "agitar aún más los ánimos del nacionalismo español", lo que en su opinión "compromete necesariamente el futuro de la monarquía en España al futuro del bloque reaccionario y monárquico".

Así las cosas, Garzón opina que ni ese "bloque reaccionario y monárquico" ni el independentismo son útiles para aportar soluciones, y apuesta, como "la mejor solución", por un proceso constituyente que incluya "una nueva Constitución Republicana y Federal" que reconozca el derecho de autodeterminación de los pueblos.

Según indica, "no debería ignorarse que el 80% de la sociedad catalana ha manifestado su interés en ejercer el derecho a decidir" y por ello entiende que "la única forma de resolver el presente conflicto político es a través de un proceso dialogado y negociado que garantice el ejercicio del derecho a decidir e incorpore como mecanismo democrático un referéndum pactado, que facilite la participación masiva de la sociedad catalana con posible expresión de las diferentes opciones y que implique un debate serio y profundo sobre el modelo de Estado".

AHORA ADMITE LA MEDIACIÓN INTERNACIONAL

Para conseguirlo, Garzón admite ahora que "es posible que sea necesaria la mediación de actores nacionales o internacionales a fin de habilitar cauces políticos para una solución al conflicto", y lo justifica en "la reacción del bloque reaccionario y monárquico".

En todo caso, enmarca la autodeterminación en esa reforma constitucional: "Defendemos el derecho a decidir de Cataluña como una cuestión democrática dentro de nuestra propuesta de una España plurinacional --se recoge en el texto--. La crisis de régimen debe finalizar con el inicio de una nueva etapa para España marcada por el respeto a la plurinacionalidad y la garantía de cumplimiento de los derechos humanos".

A tal fin, propone a IU iniciar una campaña para promover por toda España el debate de ese nuevo marco constitucional: "Llevaremos nuestra propuesta por una España republicana y federal a todas las partes del país, haciendo partícipe a todos los actores sociales que compartan tal proyecto y garantizando que el resultado final sea un borrador de Constitución Federal ampliamente debatido y discutido", avanza.

Por último, la resolución "condena rotundamente la represión policial aplicada por el gobierno del PP" y rechaza "el encarcelamiento incondicional" de los responsables de ANC y Ómnium "bajo injustificadas acusación de sedición y por un tribunal no competente para ello".

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard