TENDENCIAS

Noche de Halloween: 15 películas de miedo para ver en familia

El cine de terror para niños gusta a todos.

27/10/2017 14:32 CEST | Actualizado 27/10/2017 14:32 CEST

El objetivo del 31 de octubre es sembrar el terror, pero lo que da miedo depende mucho de la edad de cada persona. Y los niños, que se asustan con facilidad, no tienen por qué quedarse marginados sólo porque sea la fecha en que los espíritus vagan por la tierra.

De hecho, Halloween es una fiesta muy familiar. Y hay un montón de películas que invitan a los más pequeños a adentrarse en el cine de sustos sin pasarlo mal... y en la mayoría de los casos, echándose unas buenas risas.

En El HuffPost te proponemos 15 buenas pelis de terror para ver en familia este Halloween. Hay de todo: brujas, fantasmas, monstruos, extraterrestres, portales a otra dimensión...

1. Gremlins (1984)

Un inventor fracasado hace un regalo muy especial a su hijo adolescente en Nochebuena: un animal mágico que requiere que sus cuidadores cumplan a rajatabla tres normas. Pero no siempre es fácil...

El clásico del terror para niños por antonomasia —con una segunda parte con muchos menos sustos y muchas más carcajadas— sirve también para Navidad, que es cuando transcurre la historia. Así que si no da tiempo a verla ahora, siempre se puede rescatar dentro de dos meses.

Pero cuidado: ningún niño se resistirá a tener un peluche de Gizmo una vez lo haya visto.

2. El retorno de las brujas (1993)

Hace 300 años, Salem condenó a tres brujas hermanas que prometieron regresar una víspera de Todos los Santos. Ese día ha llegado y un joven virgen ha encendido la Vela de la Llama Negra y ha resucitado a las hechiceras, que tienen sólo una noche para chupar la vida de los niños y hacerse inmortales.

Otra apuesta segura, con actrices de la talla de Bette Midler —en su papel favorito, según ha confesado ella misma—, Sarah Jessica Parker y una jovencísima Thora Birch. Tiene de todo: transcurre en Halloween, hay niños y adolescentes de protagonistas, animales encantados, una especie de Frankenstein, canciones, mucho humor y, por supuesto, calderos, escobas, pociones y brujas.

3. El carnaval de las tinieblas (1983)

Una ciudad recibe la visita del circo del misterioso señor Dark, que promete a todos sus habitantes concederles sus sueños a cambios de... sus almas. Los frustrados ciudadanos tienen muchos sueños que desean ver cumplidos pero dos niños le plantarán cara.

Disney decidió adaptar por todo lo alto esta obra de Ray Bradbury, uno de los autores de ciencia ficción más importantes de la historia. No decepcionó a los fans del escritor ni de la obra original, que se encontraron con una trama con chicha, buenos actores y estupendos efectos para la época.

Hay que fijarse mucho, pero uno de los protagonistas aparece en la saga de Piratas del Caribe.

4. Critters (1986)

Unos alienígenas peludos, hambrientos y gamberros aterrizan por error en un pueblecito de Kansas y se dedican a devorar todo lo que encuentran a su paso. Dos cazarrecompensas intergalácticos los persiguen y deben enfrentarse a la hostilidad de los desconcertados lugareños.

La versión oscura y fea de los Gremlins puebla la pantalla de escenas asquerosas pero su historia resulta ideal para niños porque no hay violencia y las risas están aseguradas. Entre el reparto de famosos secundarios puede verse al villano de Titanic, Billy Zane.

Hay varias secuelas, todas desternillantes aunque menos terroríficas.

5. La maldición de las brujas (1990)

Las brujas existen: se disfrazan de mujeres normales, pero son calvas, tienen los ojos violeta y pies sin dedos. De vacaciones, Luke y su abuela coinciden en el hotel con la reunión anual de brujas de Inglaterra, con la visita especial de la poderosa Gran Bruja, cuyo objetivo es acabar con todos los niños.

Basada en un libro de Roald Dahl, un peso pesado de la literatura infantil —más conocido por obras como Charlie y la fábrica de chocolate o Matilda, esta película no muestra una sola gota de sangre y aún así cuenta con escenas realmente espeluznantes para los más peques.

Y también cuenta con una magnífica Anjelica Houston y con un cameo de un humorista muy conocido...

6. Aracnofobia (1990)

Una araña de América del Sur extremadamente venenosa se sube a un ataúd y se embarca hacia EEUU, donde se aparea con una araña local y comienza a matar junto a su prole a todos los habitantes de una pequeña ciudad. Dos doctores deberán encargarse de exterminarlas.

Dos famosos actores de los 90, Jeff Daniels y John Goodman, lideran el reparto de una historia que tiene más de aventura que de terror. No recomendada para los que sufran precisamente del título...

7. Una pandilla alucinante (1987)

Hace 100 años, Drácula sobrevivió al doctor Van Helsing con un amuleto mágico. Un siglo después viaja a un pequeño pueblo de EEUU para encontrarlo de nuevo. Y no está solo: convoca a los demás monstruos clásicos —la Momia, Frankenstein, el Hombre Lobo— para ayudarle. Tendrá que enfrentarse a una pandilla de chavales fans de los monstruos considerados unos perdedores por sus compañeros.

Si todo te suena a Stranger Things es porque se parece mucho, quizá más que otros homenajes que se le cuelgan a la serie de Netflix con mucha más frecuencia.

8. Chicos monsters (1989)

Un chico encuentra un portal al mundo de los monstruos debajo de su cama y se hace amigo de uno. En ese lugar todos se dedican a gastar bromas a otros niños y a los demás monstruos. Pero no todos son amigables, y tampoco su amigo es tan simpático con otros chavales, sino más bien... siniestro.

Esta cinta, con guión de los creadores de Piratas del Caribe, arranca risas y te las corta de forma brusca de una escena a otra. Para ser engendros, los monstruos son personajes sorprendentemente complejos.

9. Casper (1995)

Un viudo obsesionado con lo paranormal acude con su hija adolescente a descontaminar una vieja mansión que "oculta un gran tesoro" plagada de fantasmas . Bueno, sólo tiene cuatro, tres gamberros y un joven que se hace muy amigo de la chica, demasiado rara para sus compañeros de clase.

Este exitazo de los 90, plagado de estrellas de la época como Bill Pullman y Christina Ricci e incluso un exMonty Python, le robó el corazón a las chicas de medio mundo en sólo cinco minutos, más o menos los que dura la primera actuación —casi muda— de un jovencísimo Devon Sawa.

Tiene algo para toda la familia: risas, romance, un poco de miedo, una pizca de acción y mucha ternura.

10. Poltergeist (1982)

La hija pequeña de una familia que se acaba de mudar es secuestrada por unos antipáticos fantasmas que también atemorizan a su hermano y vagan por su nueva casa. Es hora de llamar a una buena médium.

La película que todos los niños —y varios padres— de los 80 recordarán da menos miedo que la maldición que parece perseguirla, con accidentes, muertes súbitas y demás episodios que ponen los pelos de punta. La cinta en sí es, sin embargo, amable, con escenas icónicas y sin una sola gota de sangre.

Sus múltiples secuelas, así como el remake, no merecen tanto la pena.

11. Los cazafantasmas (1984)

Tres exprofesores de parapsicología montan un negocio para localizar y neutralizar fantasmas en la ciudad de Nueva York, que está a punto de convertirse en un vórtice paranormal que permitirá que los espíritus atraviesen la frontera del otro mundo y vuelvan para atemorizar a los vivos.

Un clásico del humor-terror cinematográfico que cuenta con una secuela también muy divertida y un remake marcadamente feminista y más centrado en la comedia. Todas con actores muy famosos.

12. Los ojos del bosque (1980)

Una familia se muda a una vieja casa junto al bosque, propiedad de una anciana excéntrica. Las dos hijas comienzan a tener visiones de una chica desaparecida años atrás, relacionada con su casera.

La más antigua de la lista es uno de los más firmes intentos de Disney por trasladar el género del terror a toda la familia. Entre los actores destacan dos divas del cine clásico, Bette Davis y Carroll Baker.

13. Monster House (2006)

Tres chavales descubren que una casa de su vecindario es en realidad un monstruo gigante con muy malas intenciones: devorar a todos los niños que se acerquen a pedir caramelos a su puerta en Halloween. El problema es el de siempre: nadie los cree.

No es de Disney pero podría serlo, aunque también tiene tono de aventura ochentera. En el reparto de voces hay varios nombres conocidos, como Steve Buscemi, Maggie Gyllenhaal o Kathleen Turner.

14. Los mundos de Coraline (2009)

Una niña se siente abandonada por sus padres y encuentra en su habitación un portal a una realidad paralela en la que la gente tiene botones por ojos y su familia la mima como quiere. Cuando le piden que se quede allí para siempre y ella se niega, descubre que ese mundo oculta una cara siniestra.

Es una adaptación de una obra de Neil Gaiman, el genio de los cómics que también está detrás de Stardust y la más oscura American Gods. Su universo siempre es accesible para los niños pero los adultos hallan cosas que ellos no entienden.

El reparto de voces está repleto de estrellas, entre las que destacan Dakota Fanning y Teri Hatcher.

15. Frankenweenie (2012)

Un joven aplicado con gran interés por la ciencia pierde a su perro en un accidente y decide resucitarlo usando sus conocimientos. El problema es cuando sus compañeros de colegio empiezan a descubrir el secreto y quieren saber cómo lo ha conseguido. Y todos tienen sus propias mascotas y planes.

Todo fan del terror se divertirá localizando las numerosas referencias y los guiños al cine de miedo clásico que contiene esta cinta, la más reciente de la lista. Es una de las obras más infravaloradas de ese genio del terror infantil que es Tim Burton. Casi todas sus películas podrían figurar aquí.

Pinterest
Échale un vistazo al Facebook de HuffPost Halloween. ¡SÍGUENOS!