TENDENCIAS

El príncipe Harry describió a Meghan Markle como su "mujer ideal" dos años antes de conocerse

Lo suyo estaba predestinado.

30/10/2017 13:20 CET | Actualizado 30/10/2017 13:20 CET

Estaba escrito en las estrellas.

Según una comentarista experta en la familia real británica, el príncipe Harry ya estaba colado por su novia actual, Meghan Markle, dos años antes de conocerse. Así lo cuenta Katie Nicholl en el documental When Harry Met Meghan: A Royal Romance [Cuando Harry conoció a Meghan: un romance real] y lo recoge Elle U.K.

Mark Blinch / Reuters
El príncipe Harry y su novia, Meghan Markle, durante los Juegos Invictus en Toronto (Canadá), el 25 de septiembre de 2017.

Nicholl, periodista y experta en la realeza británica, revela en el documental que el príncipe era muy fan de Markle (de 36 años) en la serie Suits, en la que interpreta a la abogada Rachel Zane.

De acuerdo con Nicholl, Harry (de 33 años) dijo a sus amigos que Markle era su "mujer ideal" después de ver la serie, que ahora va por su séptima temporada.

En ese momento él estaba soltero, así que le preguntaron: 'Harry, ¿quién es tu chica ideal?'. Y él respondió: 'Meghan Markle, de 'Suits'.

"Ya estaba pillado por Rachel Zane dos años antes de conocer a Meghan y lo sé porque estuve tomándome algo con una amiga suya", explica Nicholl en el documental. "Ella [la amiga de Harry] me contó que una noche que salió con el príncipe Harry, cuando estaba soltero, le preguntó: 'Harry, ¿quién es tu chica ideal?'. Y él respondió: 'Meghan Markle, de Suits".

Damos paso a nuestra reacción:

La pareja, cuyo enlace se rumorea que será pronto, finalmente se conoció en el verano de 2016, cuando Harry le pidió a un amigo en común, Markus Anderson —consejero del club privado Soho House—, que los presentara en Londres.

"Le pidió a Markus si podía organizar no una cita, sino una oportunidad para conocerse. Eso tuvo lugar en una de las salas privadas de Soho House", recuerda Nicholl.

"En total había unas siete u ocho personas y era la oportunidad perfecta para que Harry y Meghan se conocieran en un ambiente muy informal y para que pudieran hablar de verdad".

USA Network via Getty Images
Meghan Markle en 'Suits'.

La periodista añade: "Ella se mostró divertida, con energía, con confianza en mí misma, y no se vio influenciada ni cortada por el hecho de que él fuera el príncipe Harry. Le pareció terriblemente mono".

Lo que ocurrió después está hecho de la misma pasta que los cuentos de hadas.

A partir de ese encuentro, la pareja ha marcado varios hitos en su relación, desde su primera aparición pública juntos en los Juegos Invictus de Toronto (Canadá) el pasado septiembre (en la que se prodigaron MUCHAS muestras de cariño) hasta la supuesta presentación de Markle a la Reina de Inglaterra.

WireImage
Meghan Markle y el príncipe Harry, en la Ceremonia de Clausura de los Juegos Invictus en septiembre.

También hay informaciones que apuntan a que están buscando casa en Londres, y que Markle se mudará definitivamente a la capital inglesa cuando acabe de rodar Suits en Canadá, ya que (en teoría) abandonará la serie y no participará en la siguiente temporada.

Según Vanity Fair, Markle ya ha conocido al padre de Harry, el príncipe Carlos, a Camila, duquesa de Cornualles, y al príncipe Guillermo.

Aunque el compromiso ya es prácticamente inevitable, parece que la boda no se celebrará hasta finales de 2018, dado que hay otros acontecimientos reales en agenda, como la llegada del tercer hijo de Guillermo y Kate Middleton, que se espera para abril.

Karwai Tang via Getty Images
Meghan Markle y el príncipe Harry en los Juegos Invictus.

"Guillermo y Kate están esperando a su tercer bebé, que nacerá para mediados de abril, y Harry no quiere eclipsar el nacimiento de este nuevo príncipe o princesa. Además, la duquesa de Cambridge necesitará un tiempo para recuperarse antes de poder asistir a un evento de tal notoriedad. La fecha más probable para dicho acontecimiento es a principios del verano de 2018, que coincide con el segundo aniversario de Harry y Meghan", señala una fuente a Vanity Fair.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Canadá y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano