POLÍTICA

La interesante reflexión de Gabilondo sobre el papel de Podemos en pleno "vuelco" del conflicto catalán

Continúa "en el diván del psicoanalista, donde lleva tanto tiempo", considera el periodista.

30/10/2017 10:11 CET | Actualizado 30/10/2017 11:48 CET

El periodista Iñaki Gabilondo ha descrito —en la Cadena Ser— el "vuelco" que, a su juicio, ha dado la situación en el conflicto catalán tras "la fulminante reacción de Rajoy, rápido por primera vez en su carrera", que "tumbó en la lona al independentismo, que anda sonado desde entonces".

Gabilondo, quien se refiere así al "anuncio de elecciones en menos de dos meses" realizada por el presidente del Gobierno, ha destacado que "entre los partidos constitucionalistas, muy revitalizados, la principal tarea consiste en conseguir que, esta vez sí, los suyos vayan a votar en masa".

No obstante, Gabilondo ha remarcado en este contexto la situación concreta de Podemos que, a su juicio, continúa "en el diván del psicoanalista, donde lleva tanto tiempo".

Pincha aquí para escuchar el comentario y sigue para leer el texto completo

"La fulminante reacción de Rajoy, rápido por primera vez en su carrera, tumbó en la lona al independentismo, que anda sonado desde entonces. El anuncio de elecciones en menos de dos meses sacudió el panorama de tal manera que incluso la implementación del 155 pasó a segundo plano. Fue un gran golpe político del presidente. Por un lado, demostraba que era cierta su intención de no asaltar la autonomía catalana, sino reintegrarla a la legalidad en la mayor brevedad posible y, por otro, proyectaba la atención sobre una cita electoral tan inmediata que, él sabía muy bien, habría de ocupar a los partidos sin perder ni un minuto.

La enérgica reacción del estado tras el mensaje del Rey ha dado un vuelco a la situación. Es ahora el constitucionalismo el que se pasea envalentonado, y con efectos que creo que van a ir más allá de Cataluña, mientras que el independentismo se agazapa frustrado y, digámoslo, sonrojado, por el espectáculo de una jornada que esperaba llena de grandeza histórica y que resultó penosa. Comprobaremos muy pronto, por tanto, si el independentismo se plantea enfrentar legalidad con su legalidad, su república frente al 155, o se limita a marcar gestos blandos de resistencia. En cualquier caso, ese forcejeo, sea del tipo que sea, será ya campaña electoral. Para empezar, campaña electoral interna de los partidos independentistas, que tratan de reincorporarse tras el KO, deciden si se enrocan, si se fraccionan o si se unen ante las elecciones. Entre los partidos constitucionalistas, muy revitalizados, la principal tarea consiste en conseguir que, esta vez sí, los suyos vayan a votar en masa. Y, en medio, Podemos. En el diván del psicoanalista, donde lleva tanto tiempo".