TENDENCIAS

Suspenden indefinidamente el rodaje de la última temporada de 'House of Cards'

La decisión de Netflix y Media Rights Capital llega un día después de conocerse las acusaciones contra Kevin Spacey por acoso sexual.

31/10/2017 19:30 CET | Actualizado 31/10/2017 19:30 CET
NETFLIX

El rodaje de la sexta y última temporada de la serie House of Cards ha sido suspendido indefinidamente, un día después de conocerse las acusaciones contra Kevin Spacey por acoso sexual.

"Media Rights Capital, productora de la serie, y Netflix han decidido suspender la producción de la sexta temporada de House of Cards hasta próximo aviso", indicaron ambas compañías en un comunicado remitido este martes al portal especializado Deadline.

En la nota, las empresas señalan que necesitan tiempo "para repasar la actual situación y abordar cualquier preocupación del reparto y del equipo".

La producción de la última temporada de House of Cards está suspendida hasta nuevo aviso

Netflix anunció este lunes que House of Cards, una de sus producciones más exitosas, finalizaría su andadura en 2018 con su sexta temporada.

Tras este anuncio, el medio especializado TV Line apuntó, citando fuentes de Netflix, que el fin de House of Cards se decidió hace meses y que no tenía nada que ver con la polémica que rodea a Spacey.

En las últimas horas, la Academia Internacional de la Televisión, las Artes y las Ciencias se sumó al caso al anunciar que finalmente no entregará su premio Emmy honorífico a Spacey, tal y como había anunciado meses atrás.

En House of Cards, Spacey encarna al presidente de Estados Unidos —y experto manipulador— Frank Underwood, mientras que Robin Wright se pone en la piel de la primera dama Claire Underwood.

Netflix y Media Rights Capital aseguraron este lunes que estaban "profundamente preocupados" por las acusaciones contra Spacey. El intérprete fue acusado el domingo por el también actor Anthony Rapp de un supuesto episodio de acoso sexual sucedido en 1986.

El incidente habría tenido lugar en una fiesta celebrada en el apartamento de Spacey en Nueva York, cuando Rapp tenía 14 años.

Esa denuncia llevó a Spacey a asegurar que no recordaba ese episodio, pero que si realmente tuvo lugar, le debía "la más sincera disculpa". "Honestamente, no recuerdo el encuentro, hubiera sido hace más de 30 años. Pero si me comporté como él describe, le debo la más sincera disculpa por lo que habría sido un comportamiento ebrio profundamente inapropiado", valoró Spacey en un comunicado publicado en su perfil de Twitter.

Según el relato de Rapp al portal Buzzfeed News, el por entonces adolescente acudió a la fiesta solo. Cuando se aburrió, se metió en una habitación a ver la televisión pasada la medianoche. Spacey entró en la habitación, se acercó y se tumbó encima con intención de tener relaciones sexuales. El ganador del Oscar por Sospechosos habituales (1995) y American Beauty (1999) tenía 26 años entonces.

"Mi recuerdo era... 'bueno, todos se han ido. Debería volver a casa'", explicó Rapp a la publicación. Sin embargo, Spacey "se interpuso en la puerta mientras se tambaleaba. Mi impresión es que estaba borracho".

"Trataba de seducirme. No sé si hubiera utilizado ese lenguaje. Pero era consciente de que estaba tratando de tener sexo conmigo", afirmó Rapp.

A pesar del escándalo, Netflix prepara un spin-off (serie derivada) de House of Cards, que tendría lugar en el mismo universo político de conspiraciones y traiciones del matrimonio de Frank y Claire Underwood.

Para ese proyecto se barajan varias ideas, según informó la revista Variety, entre las que destaca una que giraría en torno al asesor político Doug Stamper, que interpreta en la ficción Michael Kelly.