POLÍTICA

Maduro critica duramente a Évole por su entrevista: "Le faltó pegarme"

El presidente de Venezuela concedió una entrevista al programa Salvados de LaSexta.

02/11/2017 16:20 CET | Actualizado 02/11/2017 16:20 CET
YOUTUBE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha criticado duramente al periodista de LaSexta Jordi Évole, director de Salvados, por la entrevista que le realizó esta semana.

"Eso no fue una entrevista, fue un interrogatorio. Le faltó darme cachetadas, pegarme", dijo Maduro este miércoles en una alocución pública televisada.

"Fue un interrogatorio, inclusive las luces que él montó es como si yo estuviera preso en Guantánamo y él estuviera con cables de electricidad en el cuerpo y me ponía brrr, brrr", insistía Maduro.

"No fue una entrevista, fue un interrogatorio y le faltó darme cachetadas. Yo puse mi mejor sonrisa, mi mejor disposición y contesté con la verdad. Y sí, bueno, sos candela, compadre. Me hizo 100 preguntas, 98 con veneno. Y dos medio suavecitas para disimular", añadió.

"Pero así es la vida. Yo creo que él expresó todo el veneno que en España se ha inoculado contra la revolución bolivariana. Contra el comandante Chávez y ahora contra mí. Y yo dejé que el veneno fluyera y saqué el mejor antídoto contra el veneno de la mentira, que es decir con sencillez y humildad la verdad de un país que enfrenta dificultades, que busca soluciones y que construye la grandeza del futuro de potencia que vamos a hacer los venezolanos y las venezolanas", prosiguió.

Maduro asegura que si hubiera sabido que Évole llevaba una tableta con vídeos, él habría llevado vídeos "mostrando la otra cara de Venezuela". "Él empezó la entrevista con un truco que le hizo una entrevistadora estadounidense al comandante Chávez. Él me sacó una bolsa con billetes de 100 para decir una situación difícil, el tema de los billetes para el pago en las calles", explica el presidente venezolano.

"Han querido posicionar en nuestro país y en el mundo el relato del fracaso de la revolución socialista y bolivariana", asegura Maduro, quien asegura que se trata de "una guerra económica" para que "los pueblos del mundo no abran sus ojos frente al esfuerzo titánico de Venezuela por crear riqueza y distribuir con justicia su riqueza". "Vamos a superar estas circunstancias de guerra", añade Maduro.