POLÍTICA

Almudena Grandes encuentra un punto en común entre todos los españoles: la "tristeza" y "desamparo" que genera la justicia

"Maza se deja arrebatar por el éxito del gobierno y va a por todas, sin reparar en las consecuencias", argumenta la escritora.  

03/11/2017 10:13 CET | Actualizado 03/11/2017 10:13 CET
EFE

La escritora Almudena Grandes ha planteado —en su comentario Éxito, en la Cadena Ser—, que "al final, va a resultar que todos somos de verdad iguales" ante la justicia: "En la desolación, en la tristeza, en el desamparo en el que unos y otros nos encontramos", ha matizado.

De este modo, Grandes avisa de que "mientras juristas independientes y asociaciones de jueces advierten de que la rebelión es un tipo penal dudoso, y dudan a su vez, valga la redundancia, de la eficacia y la proporcionalidad de los cargos imputados al govern, Maza se deja arrebatar por el éxito del gobierno y va a por todas, sin reparar en las consecuencias".

"La Fiscalía General del Estado ha sucumbido al mismo hechizo" que los independentistas, el de "su éxito", reflexiona la escritora, quien cree que cada uno de los movimientos de los independentistas "estaba inspirado en una premisa que no ha llegado a producirse": "Desde el principio, esperaban a los tanques".

"Y les salió tan bien, tuvieron tanto éxito, que no han sabido distinguir su propaganda de la realidad", jha opinado Grandes, quien alude a que "las declaraciones de Puigdemont en Bélgica sugieren un estado de excepción en el que los tanques circulan por Barcelona, como si el President no estuviera dispuesto a consentir que la verdad le arruine un buen discurso".

Pincha aquí para escuchar el comentario y sigue para leer el texto completo

"Todo el mundo lo persigue, pero cuando llega es difícil de gestionar. La extraordinaria calidad de la propaganda independentista proporcionó a sus creadores un éxito rutilante que contenía, paradójicamente, la semilla del fracaso.

Tengo la impresión de que cada uno de sus movimientos estaba inspirado en una premisa que no ha llegado a producirse. Desde el principio, esperaban a los tanques, los daban por descontados, elaboraban todas sus tácticas, sus argumentos, alrededor de las siniestras sombras que iban a avanzar por la Diagonal. Y les salió tan bien, tuvieron tanto éxito, que no han sabido distinguir su propaganda de la realidad.

Las declaraciones de Puigdemont en Bélgica sugieren un estado de excepción en el que los tanques circulan por Barcelona, como si el President no estuviera dispuesto a consentir que la verdad le arruine un buen discurso. Pero no es el único rehén de su éxito. La Fiscalía General del Estado ha sucumbido al mismo hechizo. Mientras juristas independientes y asociaciones de jueces advierten de que la rebelión es un tipo penal dudoso, y dudan a su vez, valga la redundancia, de la eficacia y la proporcionalidad de los cargos imputados al govern, Maza se deja arrebatar por el éxito del gobierno y va a por todas, sin reparar en las consecuencias. Lo último que necesitamos los españoles son argumentos para dudar de la independencia de la justicia, pero las necesidades de los españoles traen sin cuidado al Fiscal General del Estado.

Al final, va a resultar que todos somos de verdad iguales. En la desolación, en la tristeza, en el desamparo en el que unos y otros nos encontramos".

MÁS SERIES