INTERNACIONAL

El ejército sirio retoma el control total de Deir Ezzor, la última gran ciudad siria en manos del ISIS

Es el último gran centro urbano con presencia del Estado Islámico en Siria.

03/11/2017 11:22 CET | Actualizado 03/11/2017 11:22 CET
AFP

El ejército sirio ha tomado el control total de la ciudad de Deir Ezzor, capital de la región del mismo nombre, último gran centro urbano con presencia del Estado Islámico (EI) en Siria, según ha anunciado la televisión estatal siria.

"El ejército anuncia haber tomado el control total de la ciudad de Deir Ezzor", en el este de Siria, ha anunciado la televisión.

La caída de la última gran ciudad en manos de los yihadistas ha sido anunciada la víspera por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). La ciudad "ha sido completamente liberada", ha afirmado por su parte la agencia oficial siria SANA.

Las unidades de ingeniería del ejército sirio proceden a neutralizar las minas y otros artefactos explosivos sembrados por el EI en la ciudad, ha indicado por su parte la televisión estatal.

Un corresponsal de la AFP en la ciudad ha constatado por su lado numerosos daños en los barrios conquistados por el ejército, donde se veían edificios derrumbados o con la fachada totalmente destruida. Las calles están cortadas por las trincheras excavadas por los yihadistas, ha indicado.

La pérdida de Deir Ezzor es un duro golpe para el grupo EI, que en las últimas semanas ha sufrido varias derrotas en Siria y en Irak, donde ya no controla ninguna ciudad importante. A mediados de octubre, el EI fue expulsado de Raqa, considerada su capital en Siria.

LA ÚLTIMA GRAN CIUDAD SIRIA EN MANOS DEL EI

Deir Ezzor, capital de la provincia del mismo nombre, rica en petróleo y fronteriza con Irak, era la última gran ciudad siria en manos del EI. La provincia de Deir Ezzor es el teatro de una doble ofensiva antiyihadista.

Al oeste del río Éufrates avanzan las tropas gubernamentales, que se dirigen hacia la localidad de Bukamal, fronteriza con Irak, con el apoyo aéreo de Rusia.

A lo largo de la orilla oriental se despliegan las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), alianza kurdo-árabe apoyada por Estados Unidos.