ECONOMÍA

¿Vas a comprar una casa? Así es la nueva ley hipotecaria

El Gobierno incentiva el cambio de hipoteca a tipo fijo y fomenta la transparencia de los contratos.

03/11/2017 16:12 CET | Actualizado 03/11/2017 19:52 CET
courtneyk via Getty Images

Por fin. Moncloa da luz verde a la nueva ley hipotecaria. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el proyecto de Ley de Crédito Inmobiliario. Los objetivos prioritarios de esta reforma son fomentar los contratos hipotecarios de tipo fijo y reforzar la transparencia.

Este proyecto llega al Congreso de los Diputados con mucho retraso. Hace 18 meses que España debía haber incluido en su legislación la directiva europea 2014/17/UE, que marca las reglas de juego comunes para el sistema hipotecario europeo. En concreto, la fecha que estaba marcada en rojo en el calendario era el 21 de marzo de 2016.

Mientras tanto se han producido numerosos tirones de orejas de Bruselas y de los tribunales. La Comisión Europea denunció a España, junto a otros tres países, por no haber incorporado la normativa de la UE.

El propio ministro de Economía, Luis de Guindos, ha reconocido en la rueda de prensa de después del Consejo de Ministros que esta nueva norma trata de evitar situaciones como las que se han producido en los últimos años: "No hubiéramos tenido el problema de las cláusulas suelo". Guindos ha asegurado que el retraso se ha debido a la situación del Gobierno en funciones del año pasado y a las tensiones con Cataluña.

Para asegurarse una tramitación rápida, la norma cuenta ya con el aval de los principales socios del Gobierno y tiene la mayoría asegurada. Concretamente, el proyecto viene respaldado por Ciudadanos, PNV y los dos diputados canarios, Ana Oramas (Coalición Canaria) y Pedro Quevedo (Nueva Canarias). Aunque Guindos buscará incluir enmiendas del PSOE en la tramitación.

Estas son algunas de las novedades que incluye:

DESAHUCIOS MÁS DIFÍCILES

El proyecto de ley cambia la cláusula de vencimiento anticipado de los contratos hipotecarios. Esta sirve para que el banco dé por finalizado un préstamo en el caso de que haya tres impagos de la cuota hipotecaria.

Esto cambia a partir de ahora. Durante la primera mitad de vida de la hipoteca, es decir los 10 primeros años en una hipoteca a 20 años, el banco no podrá ejecutar la hipoteca hasta que el importe del impago supere el 2% del capital concedido o se hayan acumulado nueve impagos.

Si los impagos se producen durante la segunda mitad de vida de la hipoteca, el porcentaje se eleva hasta el 4% del capital y el límite temporal hasta un año. Esta nueva cláusula de vencimiento anticipado se aplicará tanto a los nuevos contratos como a todos los créditos hipotecarios vigentes.

MÁS TRANSPARENCIA

El proyecto de ley establece que cuando un ciudadano quiere firmar un contrato hipotecario tiene que recibir, con siete días naturales de antelación, una ficha de información normalizada con las principales características del contrato y otra estandarizada con advertencias sobre las cláusulas sensibles que aparezcan. Esta ficha deberá incluir estimaciones con diversos escenarios posibles.

En esos siete días, el consumidor deberá acudir al notario que él elija. Este profesional deberá comprobar que cuenta con toda la información obligatoria y resolver las posibles dudas sobre el contenido de la hipoteca y la existencia de cláusulas potencialmente abusivas u opacas.

Una vez informado, el prestatario deberá firmar un acta notarial, que será gratuita para el prestatario, en la que pone de manifiesto que conoce toda la información necesaria.

FOMENTO DE LA HIPOTECA DE TIPO FIJO

El proyecto de ley incentiva la transformación de créditos hipotecarios que pasen de variables (la mayoría de las que existen en España) a fijos. En el caso de que se quiera cambiar de banco la hipoteca, la comisión máxima de reembolso anticipado será del 0,25% en los tres primeros años. A partir del tercer año, esta comisión quedará suprimida.

De Guindos ha asegurado que se favorece el paso de hipotecas de tipo variable a fijo debido al escenario de tipos de interés están "extraordinariamente bajos". Los gastos de notario y registro cuando se traspase la hipoteca se bonificarán al 90%. "No solo para las nuevas sino para todo el stock", ha señalado el ministro.

CANCELACIÓN ANTICIPADA

La norma abarata las comisiones de amortización anticipada de los préstamos. En las hipotecas de tipo variable se fijarán en el 0,5% de la cantidad entregada en los tres primeros años; el 0,25% hasta el quinto año, y cero después.

En el caso de los préstamos a tipo fijo, los porcentajes máximos serán del 4% de la cantidad anticipada si se efectúa el pago en los 10 primeros años y del 3% si es con posterioridad. En la actualidad no existe límite legal alguno para los préstamos a tipo fijo, explica Economía.

PROHIBICIÓN DE LAS VENTAS VINCULADAS

El proyecto prohíbe a los bancos ofrecer a la venta productos vinculados con las hipotecas. Es decir, aquellos casos en los que solo se puede contratar el préstamo si se adquieren otros productos, como un seguro de hogar.