POLÍTICA

El independentismo se quedaría sin mayoría absoluta, según dos sondeos

ERC ganaría las elecciones, pero el bloque soberanista no conseguiría la mayoría en el Parlament.

05/11/2017 11:12 CET | Actualizado 05/11/2017 11:12 CET
LA RAZÓN

ERC ganaría las elecciones del 21 de diciembre pero la suma de escaños con el PDeCat y la CUP dejaría a este bloque independentista ligeramente por debajo de la mayoría absoluta, al obtener 66 diputados, dos menos de los necesarios, según un sondeo que publica La Vanguardia.

El sondeo, basado en encuestas realizadas entre el 30 de octubre y el 3 de noviembre, apunta a una participación récord, por encima del 80%, y sitúa a Ciudadanos como el segundo partido más votado, seguido del PSC y con el PDeCat en cuarta posición.

Esquerra conseguiría más del 29% de los votos y Ciudadanos, el 21%, lo que daría unos 45-46 diputados a ERC y 27-28 a Cs.

LA VANGUARDIA

El PSC incrementaría su voto en casi dos puntos y podría obtener hasta 19-20 escaños (cuatro más que en 2015) y el PDeCat se quedaría con entre 14-15 diputados al hacerse con el 10% de los sufragios.

La CUP se quedaría en 7-8 escaños, frente a los 10 de 2015, y el PP cae uno o dos y pasaría a tener 10-12 diputados, frente a los 11 que tenía.

Catalunya En Comú obtendría entre 9 y 10 escaños, con el 8,3% de los votos, con lo que podrían perder hasta dos diputados de los 11 que obtuvieron hace dos años con la marca Catalunya Sí Que Es Pot.

El bloque independentista de ERC, PDeCat y CUP se quedaría en una horquilla de entre 69 y 66 escaños, frente a los 72 que sumaban tras los comicios de 2015.

LA RAZÓN: A TRES ESCAÑOS DE LA MAYORÍA

Los partidos independentistas obtendrían 65 escaños en las elecciones catalanas del 21D y se quedarían a tres de la mayoría absoluta, en tanto que el bloque constitucionalista ganaría un diputado y pasaría a tener 57 representantes en el Parlamento catalán, según una encuesta que publica hoy La Razón.

El sondeo, realizado por NC Report, se basa en un millar de entrevistas hechas en Cataluña entre el 30 de octubre y el 3 de noviembre, después de la entrada en vigor del artículo 155 de la Constitución, de la huida de Puigdemont a Bruselas y del encarcelamiento del exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y de ocho exconsellers.

Los datos revelan que el PDeCat, ERC y la CUP sumarían 65 escaños si se presentaran a las elecciones por separado el 21D, siete menos que los 72 que lograron en septiembre de 2015 Junts pel Si (ERC y PDeCat) y la CUP, que concurrieron entonces en listas distintas.

LA RAZÓN

Los partidos constitucionalistas en esta ocasión, según indica la encuesta, mejorarían sus resultados respecto a las elecciones autonómicas de 2015 y de tener 52 representantes en el Parlamento catalán pasarían a contar con 57, lo que equivale a un 4,6% de crecimiento en porcentaje de voto.

El PP sería el partido más beneficiado por esa subida y ganaría dos diputados (de 11 pasaría a 13), los mismos que sumaría Ciudadanos (tendría 27 frente a los 25 actuales), en tanto que el PSC incorporaría un representante (ahora tiene 16 escaños y tendría 17).

ERC ganaría las elecciones autonómicas del 21D, según la encuesta, con 42 diputados; CSQP (Catalunya Sí que es Pot) tendría 13 escaños y la CUP perdería 4 y se quedaría con 6 representantes.

Los partidos independentistas ganarían un diputado si concurren en coalición el 21D (PDeCat, ERC y la CUP) y contarían de este modo con 66 escaños; los constitucionalistas (Ciudadanos, PSC y PP) se quedarían con 57 diputados, tanto si se presentan juntos como si lo hacen por separado, y CSQP tendría 12, en caso de que haya coaliciones, y 13, si no las hay.

En cualquier caso, el sondeo indica que las formaciones constitucionalistas conseguirían menos votos si concurren a las elecciones catalanas en coalición que si lo hacen por separado, aunque el número de escaños no variaría y se mantendría en 57.