POLÍTICA

Dimite Albano Dante Fachin como líder de Podem

Deja de militar en la organización por la "intervención" de la dirección de Pablo Iglesias

06/11/2017 11:10 CET | Actualizado 06/11/2017 16:06 CET

El secretario general de Podem Catalunya, Albano-Dante Fachin, ha anunciado este lunes que dimite de su cargo y que deja de militar en la organización política debido a sus desacuerdos con la dirección estatal: "Podemos ha dejado de ser una herramienta útil para enfrentarse al régimen del 78".

Así lo ha anunciado en una rueda de prensa en la sede del partido, en Barcelona, en la que ha denunciado la "intervención" de la sección catalana de Podemos por parte de la dirección estatal de Pablo Iglesias.

Ha añadido que son muchos los círculos de la marca catalana que tachan a la decisión de Iglesias de "delirante y de que ha metido la pata otra vez". Ha explicado que todavía no se lo ha comunicado a Iglesias.

El pasado viernes el Consejo Ciudadano Estatal (CCE) de Podemos -el máximo órgano de dirección entre asambleas- decidió, en una reunión de urgencia, convocar próximamente una asamblea para renovar la dirección de su partido en Cataluña (Podem) y poner en marcha una gestora -o equipo técnico, como lo denominan en Podemos- para prepararla.

No obstante, optó por posponer el cese de Dante Fachin hasta que se conocieran este martes los resultados de la consulta a la militancia sobre la alianza con el partido de los 'comunes' para las elecciones del 21 de diciembre. El objetivo era que si gana el 'sí', como prevén, fuera él mismo el que dimitiera. En el caso de que no lo hiciera, sería entonces cuando le cesarían.

ACUSA A IGLESIAS DE "METER LA PATA"

Ha afirmado que Iglesias ha vuelto a "meter la pata en Cataluña", como según él ya hizo en vísperas del 1 de octubre al decir que él, de ser catalán, no participaría en el referéndum convocado por la Generalitat.

Fachin ha acusado a la dirección estatal de "ser incoherentes con aquellos que Podemos dice defender", pues "impone decisiones sin diálogo ni garantías", mediante un "decretazo", en cambio de haber apostado por el "diálogo".

Ha asegurado que la pregunta a los inscritos "es una trampa", pues en ella no se habla de "contenidos políticos ni de garantías democráticas ni organizativas", sino de una coalición sin más detalles con Catalunya en Comú.

En este punto, ha dicho que aceptar que hablar con formaciones independentistas es compartir sus "tesis'"-como según él hace el partido de Pablo Iglesias- es "asumir el marco divisori"' del PP, PSOE y Ciudadanos, y ha señalado que "los paralelismos son evidentes" entre la situación interna de Podemos y lo que sucede entre el Estado y Cataluña.

MÁS SERIES