INTERNACIONAL

Reino Unido confirma que dejará la Unión Europea el 29 de marzo de 2019

La UE quiere una respuesta británica sobre la factura del Brexit en dos semanas.

10/11/2017 14:22 CET | Actualizado 10/11/2017 14:34 CET
AFP
Imagen de archivo de la primera ministra británica, Theresa May.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha confirmado este viernes que la salida del país de la Unión Europea se materializará a las 23.00 —medianoche en España— del 29 de marzo de 2019, según ha hecho saber la mandataria en un artículo para el diario británico The Telegraph.

Este preciso calendario será enmendado en el proyecto de ley sobre el Brexit que está actualmente en trámite parlamentario y que la próxima semana entrará en la fase de comités.

En el artículo May dice que con esta enmienda su Gobierno tiene como objetivo mostrar la determinación de cumplir con la voluntad de los británicos expresada en el referéndum de junio de 2016, cuando votaron a favor de salir del bloque europeo tras más de 40 años de participación.

La aclaración de la primera ministra coincide con la celebración este viernes en Bruselas de la sexta ronda de negociaciones sobre el Brexit y mientras May busca superar una crisis por denuncias de acoso sexual por parte de políticos y la dimisión de dos ministros.

Que nadie tenga duda de nuestra determinación o cuestione nuestro propósito. El Brexit se está produciendo

"Que nadie tenga duda de nuestra determinación o cuestione nuestro propósito. El Brexit se está produciendo", escribe la primera ministra, que quedó debilitada tras perder la mayoría absoluta en las elecciones generales anticipadas del pasado junio.

"(La fecha) estará (escrita) en blanco y negro en la portada de esta histórica pieza de legislación. El Reino Unido estará saliendo de la UE el 29 de marzo de 2019, a las 23.00 GMT", ha añadido.

Esa pieza legislativa, titulada Proyecto de Ley sobre la Retirada de la UE, ya ha superado su segunda lectura y, una vez aprobada, autorizará la desconexión del Reino Unido de la Unión.

LOS SIGUIENTES PASOS

Según ha explicado May, la mayoría de la gente quiere que los políticos "se unan" para negociar un buen acuerdo del "brexit".

También ha indicado que ella está dispuesta a escuchar las propuestas de los diputados para mejorar este proyecto de ley, pero ha advertido sobre cualquier intento por detener su curso parlamentario.

"No vamos a tolerar intentos desde ningún lado para utilizar el proceso de enmiendas a este proyecto de ley como mecanismo para bloquear la voluntad democrática del pueblo británico al intentar ralentizar o detener nuestra salida de la UE", ha agregado.

La advertencia de May está dirigida, resaltan los medios, a los diputados rebeldes de su formación y de otros partidos que alertan del efecto negativo del Brexit y que estarían dispuestos a presentar enmiendas para ralentizar el proceso.

Por su parte, el ministro para la salida del Reino Unido de la UE, David Davis, ha dicho este viernes que, con la enmienda, el Gobierno ha querido disipar "cualquier confusión o preocupación" sobre la fecha y la hora precisa de la retirada del club europeo.

En este contexto, Lord Kerr, exembajador británico en la UE y uno de los responsables de redactar el ahora famoso artículo 50 del Tratado de Lisboa (sobre la salida de un país comunitario), ha dicho este viernes en un discurso ante el grupo proeuropeo Open Britain que el Gobierno no debe "engañar" a los británicos al insistir en que el proceso del "brexit" es ahora irreversible.

El país aún tiene la libre elección sobre si procede (a la retirada). A medida que salen datos, la gente tiene derecho a tomar una opinión diferente. Y no hay nada en el Artículo 50

"El país aún tiene la libre elección sobre si procede (a la retirada). A medida que salen datos, la gente tiene derecho a tomar una opinión diferente. Y no hay nada en el Artículo 50" que diga que el proceso de salida no puede ser ya frenado, ha agregado Kerr.

Las negociaciones entre Londres y Bruselas están en su sexta ronda sin que de momento se hayan conseguido avances sobre los términos de la ruptura, lo que ha creado una gran incertidumbre para las empresas y para los comunitarios que viven en el Reino Unido.

Además de los problemas por el Brexit, May ha tenido que hacer recientemente un leve ajuste de su Gobierno por las dimisiones de Michael Fallon como ministro de Defensa, debido a denuncias de acoso sexual, y de Priti Patel al frente de Cooperación Internacional por unas reuniones no autorizadas con altos mandos del Gobierno israelí.