INTERNACIONAL

Maduro reconoce que no está "complacido" con su mandato: "Podemos hacerlo mejor"

El presidente de Venezuela, entrevistado por Jordi Évole en 'Salvados'.

12/11/2017 23:00 CET | Actualizado 12/11/2017 23:29 CET
SALVADOS LA SEXTA

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha concedido una entrevista al programa 'Salvados' de LaSexta.

En el encuentro, marcado por la tensión entre el periodista Jordi Évole y el dirigente venezolano, Maduro ha reconocido que existen problemas económicos y que la población más vulnerable sufre por ello.

Por esa razón, se ha mostrado autocrítico al asegurar no estar "complacido" consigo mismo. "Sé que podemos hacerlo mejor. La economía es mi principal autocrítica, que no hayamos terminado de controlar el ataque a los precios", ha dicho Maduro, quien ha asegurado que su Gobierno trata de proteger "socialmente" a la población.

"Pero hay que hacer mucho más, estoy dispuesto a hacer mucho más, pero hay que ser consciente de que esto es un esfuerzo colectivo y nacional", ha agregado.

Cuando Évole le ha recordado unas declaraciones en las que aseguraba estar dispuesto a convertirse "en un dictador" para solucionar los problemas económicos, Maduro ha asegurado que eso forma parte "de un dilema permanente".

"Si logramos consenso para que se respeten las leyes en el campo de la economía o hay que asumir poderes extraordinarios y llevar a la cárcel a decenas de personas responsables de la especulación", ha planteado el dirigente venezolano, que ha matizado que se refería a ser "un dictador en ese campo, el de respetar el acceso del pueblo a los bienes".

Maduro ha dicho ser consciente de que hay gente que lo pasa mal y afirma haber hecho un "esfuerzo histórico a pesar de la caída de los ingresos del petróleo y de la guerra económica" mediante un alto nivel de inversión social.

Sobre la elevada inflación (Évole le ha sacado una bolsa de billetes de 100 que se necesitan para comprar pañales), el presidente venezolano ha explicado que "Venezuela está sometida a una de las modalidades más bestiales de guerra económica" y que la inflación se debe a la "imposición de cambio ilegal de moneda" que se fija desde Miami "el precio de la moneda venezolana". "A partir de la fijación del precio, funciona un sistema, con los sectores de la burguesía y especulativos, donde van fijando el precio de los productos", ha afirmado.

Maduro afirma sentir "mucha indignación y rabia" cuando ve a la población tener que sufrir esta alta inflación y dice que la respuesta está "en que el pueblo se empodere, que pase a procesos productivos para producir una economía local y regional y superar los rentismos petroleros y los procesos especulativos".

Es ahí cuando ha reconocido que Venezuela ha vivido muy dependiente del petróleo. "Se impuso un modelo capitalista que dependía de una renta del petróleo", ha explicado, afirmando que "el país se convirtió en una economía parasitaria".

¿Y cómo no ha solucionado esto la revolución?, preguntó Évole. "Los tiempos económicos no son tan rápidos como los políticos", contestó Maduro. "Cuando empezamos a remontar, tuvimos la caída más abrupta de ingresos del petróleo", asegura el presidente de Venezuela, quien afirma que "se han posicionado motores para una nueva economía" y que, pese a que siguen "dependiendo del petróleo", 2017 "es el primer año de una nueva era".