NOTICIAS

El CNI tuvo contactos con el imán de Ripoll cuando cumplía condena en 2014

Abdelbaki Es Satty es considerado el cerebro de la célula terrorista que cometió los atentados de Barcelona y Cambrils en agosto.

17/11/2017 19:19 CET | Actualizado 17/11/2017 19:19 CET
HUFFPOST

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha confirmado este viernes que tuvo contactos con el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, líder de la célula yihadista que atentó en Barcelona y Cambrils en agosto pasado, cuando estaba en prisión en Castellón en 2014.

Fuentes oficiales del CNI han admitido que mantuvo esos contactos al igual que lo tuvieron otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, dentro de los protocolos habituales de actuación. El imán estaba cumpliendo una condena en la prisión de Castellón en 2014 por delitos relacionados con el narcotráfico y entonces se le relacionó con posibles vínculos con yihadistas.

Por ello, los servicios secretos entraron en contacto con él, que entró en la cárcel de Castellón en 2010 y la abandonó en 2014. Sin embargo, las mismas fuentes de los servicios secretos no han querido añadir ningún detalle más al respecto porque la ley lo impide.

El Gobierno guarda silencio y Puigdemont lo ve "muy grave"

En este sentido, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, preguntado por este tema en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha declarado que el Gobierno no comenta ya que se trata de un asunto que está bajo investigación judicial y bajo secreto de sumario.

El presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, ha señalado que es "extremadamente grave" que, según informaciones periodísticas, el CNI captara supuestamente como colaborador al imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty, considerado el cerebro de los atentados en Cataluña del pasado agosto.

Puigdemont ha compartido la información en su perfil de Twitter, junto con el siguiente mensaje: "Hay que destacar que hoy ha salido a la luz esta información que confirma nuestras sospechas. Es un hecho tan extremadamente grave que en el Estado español seguro que no comporta ninguna dimisión, ni querella, ni prisión".

En 2015, el titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Castellón revocó una orden de extradición de Es Satty por su "evidente arraigo laboral y esfuerzos para integrarse en España".

El expresidente catalán ha agradecido la tarea de todos al dar respuesta a los atentados y ha remarcado que "aquellos que lo dirigieron de forma impecable están hoy en prisión y archivando papeles por no pasar por el tubo del bloque del 155".

La trayectoria judicial del imán

El imán de Ripoll fallecido en la explosión de Alcanar relacionada con los yihadistas de los atentados de Cataluña fue sometido a un seguimiento durante su estancia en la cárcel -hasta 2012- tras el que se concluyó que no estaba radicalizado en ese momento.

Abdelbaki Es Satty fue condenado por sentencia firme en febrero de 2012 por el Juzgado de lo Penal número 2 de Ceuta a cuatro años de prisión por un delito de tráfico de drogas que cometió el 1 de enero de 2010.

El imán de Ripoll, considerado el cabecilla de la célula que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), cumplió condena en la cárcel de Castellón, de la que salió el 5 de enero de 2012.

En 2015, el titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Castellón revocó una orden de extradición de Es Satty por su "evidente arraigo laboral y esfuerzos para integrarse en España".

MÁS SERIES