ECONOMÍA

Lo que puedes reclamar si firmaste una de las hipotecas más oscuras de la burbuja

El Supremo falla que las hipotecas multidivisas que firmaron 70.000 familias, son opacas.

17/11/2017 20:56 CET | Actualizado 17/11/2017 20:56 CET
Hin255 via Getty Images

Una sensación de alegría y alivio llegó esta semana a miles de familias españolas. El Tribunal Supremo declaró el miércoles la nulidad parcial de una hipoteca multidivisa por falta de transparencia, al considerar que se comercializó sin las garantías necesarias para los clientes.

Esta decisión del Alto Tribunal abre la puerta a una avalancha de reclamaciones en los juzgados. Las asociaciones de consumidores calculan que hay cerca de 70.000 damnificados. "La lotería en forma de sentencia ha llegado", declaró la asociación de usuarios financieros Asufin en un comunicado. "Estamos muy orgullosos del resultado", aseguró su presidenta, Patricia Suárez, al conocer la decisión.

El Alto Tribunal adapta con esta sentencia la doctrina establecida el pasado 20 de septiembre por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que declaró nulas, por abusivas, las hipotecas multidivisas cuando sus titulares no fueron advertidos de los riesgos, explica el despacho LEAN Abogados.

¿Qué es una hipoteca multidivisa?

Las hipotecas multidivisa se ofrecieron a miles de españoles entre los años 2006 y 2009, en plena burbuja inmobiliaria. Se contrataban en euros, pero las cuotas y la cantidad a amortizar se calculaba en otra moneda, principalmente en yenes japoneses y francos suizos. El objetivo era aprovechar los tipos de interés más bajos de esas monedas y la evolución de la divisa.

Pero, ¿qué ocurrió para que hayan sido consideradas un producto complejo?

El problema vino cuando la moneda única se devaluó, que las cuotas se incrementaron. "Cuando el euro bajó, todas las familias se vieron atrapadas en una espiral de subidas constantes", explica Asufin. La sentencia del Supremo señala que el afectado tuvo que "abonar cuotas superiores en aproximadamente un 50% al importe de la cuota inicial pese a la bajada del tipo de interés".

En una hipoteca de 250.000 euros contratada en yenes en 2009, el cliente se encontraría hoy con que, después de haber pagado sus cuotas durante 8 años, no solo no ha visto reducida su deuda, sino que ahora debería aproximadamente 350.000 euros, es decir, unos 100.000 de más.LEAN Abogados

¿Qué bancos las comercializaron y cómo lo hicieron?

Las entidades que más hipotecas multidivisa comercializaron fueron Bankinter, Barclays (cuyo negocio en España se lo quedó CaixaBank), Popular (en proceso de fusión con Santander) y Catalunya Caixa (adjudicado al BBVA). "Las entidades presentaron este producto como un ahorro seguro, carente de riesgo", apunta Asufin.

"Todas las hipotecas multidivisas que no informaron de esos riesgos, serán nulas", explica la abogada Patricia Gabeiras, del bufete Gabieras & Asociados, al HuffPost. Es la primera letrada que empezó a luchar contras estas hipotecas y que ha logrado ahora esta victoria.

¿La sentencia del Supremo afecta a todas las hipotecas?

No. "Solo afecta a esa persona concreta", cuenta Gabeiras. En concreto, la sentencia del Supremo afecta directamente a un contrato hipotecario firmado por Barclays.

La entidad no explicó adecuadamente las particularidades de este préstamo, entre otras cuestiones porque la comercial que les atendió carecía de la formación necesaria.Organización de Consumidores y Usuarios

Sin embargo, esta sentencia tendrá influencia sobre otros demandas presentadas que se tengan que resolver a partir de ahora. "Esta sentencia establece unos criterios por los que se pueden considerar abusivas estas hipotecas", afirma Gabeiras. "No será necesario que lleguen al Supremo, sino que los juzgados inferiores apliquen los criterios marcados por el Supremo.

¿Quiénes pueden reclamar?

Los consumidores que firmaron un contrato de préstamo multimoneda, cuya entidad financiera no le facilitó folleto informativo ni oferta vinculante, ni les explicaron la naturaleza y los riesgos del producto, según la OCU.

Y ahora, ¿qué hago? ¿El Gobierno ha establecido un proceso de arbitraje?

No hay iniciativa por parte del Gobierno, como sí ocurrió en el caso de las preferentes, explica Gabeiras. Tampoco parece que las entidades vayan a devolver el dinero por su propia cuenta. Pero estos clientes pueden acudir a asociaciones de usuarios o bufetes de abogados para reclamar sus derechos.

MÁS SERIES