POLÍTICA

El PP reconoce que el problema de la limpieza en Madrid comenzó con Botella

"La limpieza de Madrid comenzó a declinar en época del PP", ha dicho Percival Manglano, concejal 'popular'.

18/11/2017 18:47 CET | Actualizado 18/11/2017 18:48 CET
YOUTUBE

El concejal del PP Percival Manglano ha reconocido hoy que los problemas de limpieza comenzaron en Madrid con el gobierno municipal de Ana Botella y lo ha achacado a la 'necesidad de ahorro' durante la crisis económica.

Así lo ha asegurado durante el segundo Pleno Abierto del Palacio de Cibeles, donde los portavoces municipales han contestado la ciudadanía madrileña a preguntas sobre la limpieza, el transporte y la cooperativa Residencial Maravillas.

"¿Por qué no se consigue un Madrid limpio gobierne quien gobierne?", ha sido la segunda pregunta más votada en la plataforma de participación ciudadana de la capital.

Manglano ha respondido admitiendo errores por parte del gobierno de Botella:

"La limpieza en Madrid empezó a declinar, empezó a ser peor, a empeorar, en época del PP. Y esto yo lo digo abiertamente. Es cierto. Es cierto que en los últimos años del PP la ciudad estuvo más sucia. ¿Cuál es la explicación de esto? Pues en gran medida es una cuestión de crisis financiera: el Ayuntamiento tenía menos dinero. Tuvo que hacer todo tipo de ahorros y esos ahorros se vieron reflejados en la limpieza. Yo asumo las responsabilidades de lo que se hizo y la consecuencia, no querida, es que la ciudad estuvo más sucia".

Sin embargo, Manglano ha criticado que pasados dos años de gobierno de Carmena, "estemos echando la culpa al gobierno anterior de la falta de limpieza actual".

Puedes verlo en este vídeo a partir del minuto 43:47.

En respuesta, la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, ha recalcado que los contratos realizados por Botella son "nefastos y no permiten mantener la ciudad limpia".

Asimismo, ha recordado que el Ayuntamiento modificó el anexo del primero de los lotes de los contratos integrales de limpieza suscritos por la anterior corporación, del PP, para inyectar 16,5 millones de euros más destinados a la limpieza en los distritos de Chamartín, Tetuán y Centro.

Según Maestre, fue un "intento de mejora" de la situación de las calles madrileñas sin rescindir los contratos integrales firmados por el Ejecutivo local de Ana Botella, ya que hacerlo tendría un alto coste y supondría una pérdida patrimonial para las arcas municipales.

'Por supuesto que no está todo solucionado y somos muy consciente de que el problema no está solucionado pero se han dado pasos muy importantes', ha defendido Maestre.

MÁS SERIES