POLÍTICA

El independentismo perdería la mayoría, según un sondeo

ERC arrebataría la alcaldía a Colau en Barcelona.

19/11/2017 12:02 CET | Actualizado 19/11/2017 12:02 CET
ABC.ES

Junts per Catalunya, ERC y la CUP sumarían en las próximas elecciones catalanas menos de los 72 diputados que lograron en 2015, mientras que los partidos constitucionalistas subirían hasta ocho escaños en el parlamento catalán, con lo que los independentistas podrían perder la mayoría absoluta: 68 escaños.

Así se desprende de una encuesta de GAD3 para el diario ABC realizada entre los pasados 13 y 16 de noviembre mediante 801 entrevistas telefónicas en Cataluña. La coalición Junts pel Sí (PdeCat y ERC) logró en las elecciones de septiembre de 2015 un 39,6% de los votos, un porcentaje similar al que, ahora por separado como Junts per Catalunya (PdeCat) y ERC, obtendrían según la encuesta: un 39,8 por ciento, el 16,7% -24 escaños- los primeros y el 23,1% -entre 35 y 37-, los segundos.

Sin embargo, la Cup bajaría del 8,2 al 5,6% -entre 7 y 8 escaños-, con lo que las tres fuerzas independentistas sumarían, en el mejor de los casos, 69 parlamentarios, tres menos que en 2015 y los mismos que ahora se repartirían -también en el mejor de los casos- Ciudadanos, PSC, Catalunya en Comú y PP.

ABC.ES

Según la encuesta, Ciudadanos obtendría el 21 de diciembre un 22,3% -entre 29 y 30 escaños-; PSOE, un 15,1% -19 diputados-; PP, un 7,8% -entre 10 y 11- y Catalunya en Comú un 7,6% -entre 8 y 9 parlamentarios-, sumando también 69 entre todos ellos en el mejor de los casos.

Catalunya en Comú baja, según la encuesta, en intención de voto, puesto que en 2015 logró el 8,9% de los sufragios, al igual que el PP, que en esos comicios alcanzó el 8,5%, siendo Ciudadanos el que sube claramente desde el 17,9% anterior.

Prácticamente un empate, que hará de la participación una de las claves de las próximas elecciones en Cataluña y que según GAD3 podría llegar al 82%, cinco puntos por encima de las celebradas en 2015.

Según GAD3, un 81,5% de los encuestados opina que si los partidos independentistas ganan las elecciones seguirán con el objetivo de alcanzar la independencia, frente al 11,7% que contesta que no, y un 46,7% considera que Cataluña volverá a la normalidad tras las elecciones, frente al 39,5% que no lo cree.

Así mismo, un 81% de los encuestados estima que habría que reformar la Constitución para solucionar la crisis catalana, frente a un 13,1% que no lo comparte.

La encuesta refiere, también, que un 34,7% de los preguntados consideran que PP, C's y PSC deberían presentar una estrategia común tras el 21-D, frente al 45,8% que no lo estima oportuno.

ERC GANARÍA EN BARCELONA

ERC sería el partido más votado en la ciudad de Barcelona con un 19,3%, que le daría ocho concejales, con los que igualaría en representación con Barcelona en Comú (17,6%) y Ciudadanos (17,4%).

Según una encuesta de NC Report para el diario La Razón, tanto Ciudadanos (Cs) como Barcelona en Comú llegarían a los ocho concejales cuando en las elecciones de 2015 obtuvieron 5 y 11, respectivamente.

En una cámara municipal en la que la mayoría absoluta está en 21, ERC subiría de cinco representantes a ocho.

Tanto el PSC como el PDeCat tendrían seis concejales con el 14,8% del voto y el 13,3%, respectivamente.

El PP, con el 7,6%, obtendría tres representantes por delante de la CUP, que, con el 6,2%, se quedaría en dos.

MÁS SERIES