INTERNACIONAL

Mugabe se aferra al poder y rechaza dimitir

El presidente de Zimbaue dice que seguirá hasta diciembre, a pesar de haber sido cesado como líder de su partido.

19/11/2017 20:55 CET | Actualizado 19/11/2017 20:55 CET
YOUTUBE

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, ha comparecido este domingo en un discurso televisado en el que se esperaba que anunciara su dimisión, pero el mandatario africano, de 93 años, ha anunciado únicamente que presidirá el congreso de su partido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), previsto para diciembre, por lo que se mantendrá al menos hasta esa fecha en el poder.

Con esta postura, Mugabe hace caso omiso de la decisión de su propio partido de expulsarle a él, a su esposa y posible sucesora, Grace Mugabe, y otros afines. El propio partido ha dado a Mugabe hasta las 12:00 horas (hora local) del lunes para que dimita como presidente del país o, de lo contrario, se pondrá en marcha el proceso de destitución a través del Parlamento.

Para que el proceso de destitución tenga éxito, deberá contar con el apoyo de dos tercios de los representantes en las dos cámaras del Parlamento, que reanuda sus sesiones este martes. La ZANU-PF tiene una mayoría clara en ambas cámaras, pero las negociaciones de Mugabe con el Ejército podrían haber resultado en un acuerdo para una salida más digna del histórico dirigente zimbabuense.

Mugabe ha comparecido sentado y franqueado por comandantes del Ejército y algunos de los participantes en las negociaciones mantenidas en los últimos días, desde la toma del poder por parte del Ejército. Entre ellos estaba el religioso católico Fidelis Mukonori.

PIDE UN "RETORNO A LA NORMALIDAD"

En su intervención, Mugabe ha reivindicado un "retorno a la normalidad" y ha reconocido las "preocupaciones" planteadas por el Ejército en las reuniones mantenidas tras la intervención militar. Así, Mugabe ha señalado que intervención está "provocada por las preocupaciones procedentes de su lectura de los asuntos de Estado en nuestro país y en el gobernante ZANU-PF", en referencia a su partido.

Mugabe ha explicado que durante una reunión con los militares mantenida este domingo, estos le han trasladado "varias cuestiones" que deben ser afrontadas. Además, ha reivindicado la "tradición de resistencia" del país y ha reconocido que la situación económica está atravesando un "periodo difícil".

MÁS SERIES