ECONOMÍA

Barcelona, eliminada como sede de la Agencia Europea del Medicamento

Ámsterdam albergará la sede de la agencia, que dejará Londres tras el bréxit.

20/11/2017 17:04 CET | Actualizado 20/11/2017 22:04 CET
Getty Images for Autism Speaks
La Torre Agbar de Barcelona. (Photo by Xavi Torrent/Getty Images for Autism Speaks)

No pudo ser. Barcelona no acogerá la sede de la Agencia Europea del Medicamento, una vez abandone Londres en 2019 tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea. La capital catalana ha quedado eliminada en la primera ronda de votación realizada por los representantes de los 27 países de la UE restantes en el Consejo de Asuntos Generales, en una terna en la que tenían que elegir entre 16 ciudades. Finalmente, la ciudad que se ha llevado la codiciada agencia ha sido Ámsterdam, capital de los Países Bajos.

Los países europeos se habían lanzado a la batalla por quedarse con estas agencias. El proceso se inició con 19 ciudades candidatas que se postulaban para albergar la EMA, que desde 1995 se dedica a evaluar y aprobar medicamentos, cuenta con unos 900 empleados y un presupuesto de 340 millones de euros al año. Este mismo lunes por la mañana se conocía que Dublín (Irlanda), Zagreb (Croacia) y Malta retiraban sus candidaturas.

A pesar de los esfuerzos de los últimos días del Gobierno y la Casa Real, Barcelona ha sido descartada en la primera votación, celebrada en torno a las 16:30 horas, en la que cada delegación tenía seis puntos para repartir entre tres ciudades. Es decir, otorgaba tres, dos y un punto, según el orden de preferencia.

La ciudad italiana de Milán obtuvo el mayor número de apoyos, al sacar 25 puntos. Ámsterdam y Copenhague sumaron 20 cada una. Barcelona, que ofrecía la torre Agbar como sede, únicamente logró 13 puntos en esta primera ronda, quedando en quinto puesto de la clasificación. Esto supuso su eliminación directa, al igual que otras 12 candidatas.

La caída de la ciudad Condal no ha sido la única decepción. También pinchó otra de las ciudades favoritas de las quinielas, Batrislava (Eslovaquia), que era la apuesta de los países del Este que no disponen de ninguna agencia europea y que quedó justo por delante de Barcelona. Sin embargo, esta opción era rechazada por los trabajadores de la agencia.

Así es como quedó la votación en la primera ronda:

En la segunda vuelta de las votaciones, los 27 países tenían un único punto cada uno para asignar a su sede favorita. Si alguna de las tres finalistas hubiera sumado 14 puntos, habría sido designada ganadora automáticamente. No fue así. Milán obtuvo 12 puntos y Ámsterdam sacó 9. Estas dos ciudades pasaron a la última ronda. Quedando, por tanto, Copenhague eliminada.

Ni siquiera la tercera votación decantó la balanza en favor de ninguna ciudad. La decisión se tomó finalmente por sorteo, al haber empatado Ámsterdam y Milán con 13 votos cada una en la última ronda. El azar se decantó por la capital de los Países Bajos. El primer ministro holandés, Mark Rutte, celebró la victoria como una "buena noticia para todos los pacientes en Europa y para Holanda".

Esta no era la única agencia cuyo futura ubicación se decidía este lunes. La Autoridad Bancaria Europea también dejará Londres en 2019 para mudarse, en este caso, a París (Francia).

División en la candidatura de Barcelona

Las reacciones no se han hecho esperar. La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha culpado al independentismo del resultado negativo en una rueda de prensa en Bruselas tras conocerse la decisión. "El Gobierno de España ha remado, otros quizás no lo han hecho en la misma dirección", ha afirmado.

Montserrat ha asegurado que Barcelona contaba con la mejor candidatura técnica y ha expresado su tristeza por la decisión de los ministros de la UE. "Estoy triste. Hemos perdido una ocasión única", ha asegurado.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha advertido de que "ni la DUI ni el 155 han ayudado" y ha lamentado que ahora se acusen entre ellos de quién ha tenido la culpa. "Trabajemos para que todo el trabajo hecho sea aprovechado para nuevos retos de futuro. Barcelona se lo merece", ha defendido Colau en twitter.

Colau ha apoyado la idea defendida por la ministra de que Barcelona contaba con la mejor candidatura a nivel técnico y ha agradecido el trabajo el trabajo de las tres administraciones. En concreto, ha mencionado a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, al exconseller de Salud, Toni Comín, y al exteniente de alcalde Jaume Collboni.

Jaume Collboni, portavoz del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona y hasta hace poco teniente de alcalde de Colau, ha mostrado su pesar. "Hemos luchado hasta el final para traer la Agencia Europea del Medicamento a Barcelona. El proyecto valía la pena".

Por su parte el líder de ERC en el Ayuntamiento, Alfred Bosch, ha culpado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que Barcelona no haya logrado ser la ciudad elegida. "Que quede claro: la candidatura de Barcelona a la EMA la tenía que defender Rajoy. El único culpable es él", ha asegurado Bosch en twitter.

También Carles Puigdemont, expresident de la Generalitat y candidato de Junts per Catalunya, ha vinculado el fracaso de la candidatura de Barcelona a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, al asegurar que la ciudad era favorita hasta el 1 de octubre, fecha en la que se celebró el referéndum independentista.

"El éxito del 155: encarcelar líderes civiles y la mitad del gobierno legítimo, forzar el exilio de la otra mitad, erradicar el autogobierno y ahora ya podemos sumar empobrecer el territorio. Hasta el 1 de octubre, BCN era la favorita. Con violencia, retroceso democrático y el 155, el Estado la ha sentenciado", ha asegurado en Twitter.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández, se ha alineado con la posición del Gobierno y ha asegurado que el proceso independentista y sus errores han sido "los mejores aliados" de las otras ciudades candidatas a acoger la agencia europea. "Hay que darle la vuelta a este despropósito independentista", ha advertido en un comunicado.

Críticas al independentismo

El PP ha calificado en un tuit de "malas noticias" y de "fracaso de Puigdemont":

Los liberales de Ciudadanos también han culpado al proceso independentista "Qué rabia que el golpe separatista nos deje a los barceloneses y a España sin esta sede europea", ha manifestado Albert Rivera. Su candidata a la Generalitat, Inés Arrimadas, ha aprovechado para reivindicarse como garante de la estabilidad. "Para no perder más, Cataluña necesita una nueva etapa de tranquilidad, seguridad jurídica, estabilidad política y reconciliación social", ha señalado.

En la misma línea que la alcaldesa de Barcelona se ha manifestado Podemos. Ione Belarra, portavoz adjunta del grupo parlamentario de Unidos Podemos en el Congreso, ha achacado la eliminación de Barcelona a quienes "han contribuido a la inestabilidad política y social de los últimos meses".

Además, considera que los efectos se notarán a medio y largo plazo en el sector inmobiliario. En esta línea, ha afirmado que desde verano se han deshecho varias operaciones en Cataluña, que 'ya no saldrán' y que hace semanas que 'apenas' se cierran operaciones de compraventa.

Las consecuencias inmobiliarias

El portal inmobiliario Idealista ha asegurado que los efectos de que Barcelona no sea escogida se notarán a medio y largo plazo en el sector. Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, ha afirmado que desde verano se han deshecho varias operaciones en Cataluña, que hace semanas que apenas se cierran operaciones de compraventa.

"La decisión de no instalar la sede la EMA en Barcelona es un desastre sin paliativos, una noticia malísima para Cataluña en general y para la ciudad en particular. Una capital que tiene (o quizá deberíamos empezar a pensar en pasado, tenía) una fortísima industria farmacéutica que con esta decisión pierde uno de sus mayores alicientes para mejorar el empleo y la riqueza de la ciudad", ha asegurado Encinar.