POLÍTICA

La esperanzadora conclusión de Gabilondo si independentistas y constitucionalistas regresan al realismo

"Tal vez el día 22 de diciembre se podría empezar a enderezar este entuerto", reflexiona.

20/11/2017 12:24 CET | Actualizado 20/11/2017 12:24 CET
CADENA SER

"Si el independentismo fuera consecuente con lo que, aunque sea tarde, ha descubierto y regresara al realismo, y si regresaran también al realismo los muchos unionistas o constitucionalistas, muy crecidos ahora, que creen que la crisis catalana la puede resolver la simple aplicación de la ley, si regresarán todos a la realidad tal vez el día 22 de diciembre se podría empezar a enderezar este entuerto".

Esta es la conclusión a la que ha llegado el periodista Iñaki Gabilondo —en su comentario Depresión post fiasco, en la Cadena Ser— tras resaltar lo mucho que le ha impactado la sorpresa de los líderes independentistas al descubrir que hoy en día la independencia no era posible: "¿Pero qué ha pasado que no esperaban que pasara? ¿Qué han descubierto que no supieran?", se pregunta el periodista.

Pincha aquí para escuchar el comentario y sigue para leerlo íntegro

"El procés ha proporcionado impactos informativos muy notables en los últimos años pero ninguno me ha sorprendido tanto como la sorpresa que dicen haberse llevado los líderes independentistas al descubrir que hoy en día la independencia no era posible. ¿Pero qué ha pasado que no esperaban que pasara? ¿Qué han descubierto que no supieran?

Junqueras, Mas, Tardà, políticos en vanguardia de este procés, han descubierto ahora que el apoyo social a su causa es grande pero insuficiente para desbordar la legislación vigente y las doctrinas europeas. Inaudito que no hubieran reparado en algo tan obvio observado por muchos desde hace mucho. Y más inexplicable aún me parece el error de cálculo de Puigdemont, que ha declarado que no esperaba la reacción del Estado, que pensó que el Gobierno abriría negociaciones en lugar de aplicar el 155. Pensar eso después de declarar unilateralmente la independencia y de proclamar la república catalana es vivir en la luna.

Los seguidores independentistas están respondiendo con una disciplina enorme y sin una sola voz de reproche a tanto error de cálculo, pero me parece imposible que en el fondo de su corazón no sientan una fuerte depresión post fiasco y un enfado considerable con los que les indujeron a creer que su sueño estaba al alcance de la mano. Si el independentismo fuera consecuente con lo que, aunque sea tarde, ha descubierto y regresara al realismo, y si regresaran también al realismo los muchos unionistas o constitucionalistas, muy crecidos ahora, que creen que la crisis catalana la puede resolver la simple aplicación de la ley, si regresarán todos a la realidad tal vez el día 22 de diciembre se podría empezar a enderezar este entuerto".

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

MÁS SERIES