INTERNACIONAL

La Armada argentina dice que el submarino desaparecido sufrió una "explosión"

Se registró un "evento anómalo singular corto, violento y no nuclear"

23/11/2017 10:02 CET | Actualizado 23/11/2017 19:23 CET

La Armada Argentina ha asegurado este jueves que se ha registrado un "evento anómalo singular corto, violento y no nuclear consistente con una explosión" en la zona en la que el submarino argentino ARA San Juan desapareció hace ocho días en el océano Atlántico con 44 tripulantes a bordo.

Según el capitán de navío Enrique Balbi, el embajador de Argentina en Austria, Rafael Grossi, experto nuclear, ha señalado en una comunicación con el Gobierno que la "anomalía hidroacústica" registrada el miércoles 15 de noviembre en la zona en la que se reportó por última vez el sumergible, fue "un evento anómalo singular corto violento y no nuclear consistente con una explosión"

El pasado lunes, el capitán de navío Gabriel Galeazzi explicó a la prensa que el miércoles de la desaparición del submarino, el buque había comunicado que había sufrido una avería eléctrica en sus baterías, algo que, según dijo en ese momento la fuerza argentina, no tendría por qué haber afectado al funcionamiento del submarino.

Ya desde primera hora se temía lo peor. Un ruido anómalo en el océano Atlántico, detectado unas horas después del último contacto con el submarino "ARA San Juan" hace siete días y cerca de su última posición conocida, estaba siendo investigado contrarreloj por la marina argentina.

"Fue informada como anomalía hidroacústica. Fue un ruido a eso de las once de la mañana del miércoles (15 de noviembre), casi tres horas después de la última comunicación, a 30 millas al norte de donde estaban en ese contacto y en la misma línea de navegación a Mar del Plata", había precisado el portavoz de la Armada, Enrique Balbi.

El "indicio" del ruido fue conocido este miércoles en Argentina por comunicación de Estados Unidos "después de analizar exhaustivamente la información recibida de parte de diferentes agencias dedicadas a reportar eventos hidroacústicos", ha explicado Balbi.

SIETE DÍAS SIN SEÑALES

El submarino argentino "ARA San Juan" desapareció el miércoles en el Atlántico Sur, siete días después de reportar una avería, sin indicios sobre si está sumergido en fase crítica de oxígeno para la supervivencia de sus 44 tripulantes o flota a la deriva en alta mar.

Aeronaves y buques de 13 países lo habían estado buscando en un área de casi 500.000 km2.

El sumergible debería haber llegado el lunes a su base en Mar del Plata, 400 km al sur de la capital. Los familiares de los tripulantes llevan días viviendo horas de angustia en ese apostadero. "Estamos entrando en desesperación", ha afirmado Luis Taglipietra, padre de un tripulante al canal LaNaciónMas.

CRÍTICAS DE LOS FAMILIARES

Por otro lado, este miércoles han surgido las primeras críticas de familiares al operativo de búsqueda.

"Hay cortinas de humo. Tengo mucho dolor, tendrían que haber decidido antes mover todos los medios para salvarlos. No quiero enterrar a mi hermano", ha dicho a la prensa entre sollozos Elena Alfaro, hermana del submarinista Cristian Ibáñez.

Han habido varias alertas de hallazgos en ultramar, como balsas, bengalas y sonidos, que fueron descartadas una a una como procedentes del submarino.

Entre los tripulantes figura Eliana Krawczyk, de 35 años, la primera mujer submarinista de Sudamérica.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha referido al submarino argentino.

"He dado la orden de ayudar a Argentina en la búsqueda y rescate de su submarino perdido. Hay 45 (sic, son 44) personas a bordo y no mucho más tiempo. ¡Que Dios esté con ellos y con los argentinos!", ha escrito en Twitter el mandatario estadounidense.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se comunicó con el presidente Mauricio Macri para ofrecerle cooperación y puso a "disposición inmediata un buque oceanográfico de alta complejidad", informó la cancillería argentina.

Unos 4.000 efectivos estaban buscando al "ARA San Juan" en barcos y aviones de Argentina, Alemania, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Noruega, Perú, Reino Unido y Uruguay.

Marta Yañez, jueza de Caleta Olivia (1.838 km al sur) a cargo de la causa judicial abierta por la desaparición del submarino, ha dicho a radio FM Latina que "hay información muy sensible que obedece al secreto de Estado". "Estamos hablando de una embarcación de guerra", advirtió la jueza.

MÁS SERIES