POLÍTICA
25/11/2017 10:15 CET | Actualizado 25/11/2017 10:15 CET

Baldoví: "Lloraré de alegría cuando Montoro arregle de una vez por todas el sistema de financiación"

Entrevista al portavoz de Compromís en el Congreso de los Diputados.

CARLOS PINA
Joan Baldoví

Es uno de los políticos mejor valorados de España, escribe sus discursos escuchando jazz, es uno de los diputados más respetados en el Congreso... pero estos días Joan Baldoví (Compromís) ha subido el tono y se muestra enfadado por la aprobación exprés de la ley del cupo vasco y la tardanza en la elaboración de un nuevo sistema de financiación para el resto de autonomías.

Este maestro de Sueca reconvertido ahora en político repite que debería haberse aprobado antes un nuevo modelo, ya que el actual perjudica, en su opinión, a la Comunidad Valenciana. Tiene claro que detrás del cupo está la necesidad del PP de contar con el PNV para los próximos presupuestos del año que viene. Y defiende que la próxima reforma de la Constitución incluya el sistema para sacarlo del ring diario de la política.

¿Por qué votó 'no' al cupo?

En este tema, que es el cupo y los sistemas de financiación en definitiva, se trata de prestar servicios elementales a la gente: educación, sanidad y servicios sociales. Un Gobierno que mirara por los ciudadanos tendría que haber comenzado por resolver los problemas de las comunidades que lo están pasando muy mal. Nosotros nos tenemos que endeudar para financiar la educación y la sanidad.

Esto no es solo la mala gestión del PP durante estos años, evidentemente ha habido una falta de financiación que reconoce la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal que dice que somos la comunidad con menos gasto por habitante y que nos faltarían aproximadamente unos 1.300 millones para pagar los servicios fundamentales. Lo normal es comenzar por los que lo están pasando un poco peor. País Vasco y otras comunidades pueden esperar a que se resuelva esto.

Hablamos de derechos fundamentales y no pueden estar expuestos a que el PP necesite los votos de un grupo o de otro para poder aprobar unos presupuestos, es una forma perversa de hacer política. No es porque estemos en contra del cupo vasco, los sistemas en sí no son buenos ni malos si hay mecanismos de compensación.

¿Se ha aprobado de manera exprés el cupo para conseguir los votos para los presupuestos de 2018?

¡Hombre! Se han aprobado tres cosas: el concierto, el cupo y los presupuestos de 2018 en diferido. Y ya lo está insinuando el señor Montoro al decir que va a presentar pronto los presupuestos porque los tiene muy avanzados. No les han entrado al ministro y al PP una repentina fe en el concierto y en el cupo, porque llevaban años sin arreglarlo. Esta repentino furor por arreglar el cupo es evidentemente a cambio de un voto en los presupuestos. Es una manera perversa de mercadear con los derechos de las personas.

CARLOS PINA

¿Es injusto el cupo vasco para el resto de comunidades? ¿Pagan por debajo de lo que deberían aportar al Estado?

Ya he dicho que no hay sistemas buenos o malos. Si los forales tienen una cuota de solidaridad importante con los restantes territorios, a mí no me importan. Pero sí me importa si los derechos de los ciudadanos, sean valencianos, murcianos o baleares, no están garantizados. Hay que poner mecanismos de corrección del sistema. Si no, estamos haciendo que haya ciudadanos de primera y de segunda. No estamos en contra, pero entendemos que las comunidades que están en mejor disposición deben tener un nivel de solidaridad suficiente y mayor para compensar a las que se quedan detrás.

El repentino furor por el cupo es a cambio de un voto en los presupuestos

Montoro le ha dicho que deje de "llorar"...

Yo quiero dejar de llorar y llorar de alegría cuando el señor Montoro arregle de una vez por todas el sistema de financiación de las comunidades. Simplemente hago lo que hicieron miles de ciudadanos en la manifestación del sábado. No éramos independentistas ni extremistas ni radicales. Estaban desde la patronal valenciana hasta los rectores de las universidades. Toda la sociedad valenciana, solo faltaba el PP. Es una falta de tacto llamarnos a los de Compromís llorones porque creo que está insultando a toda la gente que salió el sábado.

En esa manifestación estaba el presidente valenciano, Ximo Puig, con el que gobiernan en coalición. El PSOE ha apoyado en el Congreso la ley del cupo. ¿Qué le parece el sentido del voto? ¿Puede acarrear problemas en el Ejecutivo valenciano y en las relaciones entre el PSOE y Compromís?

Seguro que no acarrea ningún problema en el Gobierno valenciano. Lo que tenemos claro es que después de veinte años del Gobierno del PP y de todo lo que hemos padecido hay un interés superior, el de intentar un Gobierno tranquilo y con lealtad anteponiendo los intereses de la mayoría a otros más espurios.

Creo que también algunos diputados socialistas lo han hecho a regañadientes, por lo que he podido oír por el Congreso. Cada uno sabe lo que tiene que hacer.

CARLOS PINA

Ante la situación que hay en Cataluña, ¿se podría crear una especie de cupo a la catalana? ¿Estaría a favor?

Eso lo tendrán que decidir los dos gobiernos, el que salga de las urnas el 21-D y el del Estado. Insisto, si hay cualquier sistema, sea un cupo o un concierto económico, no nos oponemos a nada desde Compromís siempre que estén garantizados los derechos de todos los ciudadanos y que se cumpla lo que dice la Constitución de equidad y suficiencia financiera de las comunidades. Generemos mecanismos de redistribución y solidaridad para que nadie se quede atrás.

Es una manera perversa de mercadear con los derechos de las personas

¿Pueden explicar los grandes datos de la infrafinanciación valenciana? ¿Cuál es la situación?

La deuda desde el año 95 hasta ahora está en 47.000 millones de euros. Evidentemente, hay una parte de mala gestión, pero hay otra (aproximadamente 20.000 millones) que es fruto de la infrafinanciación. Cada año, Montoro nos tiene que dar un FLA para que podamos llegar a final de mes. Nuestra renta está 12 puntos por debajo de la media española y somos la única comunidad que estando por debajo de la media es contribuidora neta a comunidades más ricas. No lo digo yo, lo dice el Ministerio de Hacienda. Y si se compensara con los presupuestos generales, pero representando el 11% de población y el 10% del PIB, recibimos el 6 o el 7%.

En las últimas horas el ministro Montoro está lanzando señales al PSOE y ligando la aprobación de los presupuestos de 2018 con la nueva financiación autonómica. ¿Hay que ligarlo o deben ser debates totalmente diferentes?

Creo que los presupuestos no deberían prever el FLA, sino los 1.300 millones que tenemos de menos con cualquier mecanismo de compensación. Y en el sistema de financiación, cuantos más consensos y más gente entre, mucho mejor para el futuro.

¿El sistema de financiación deberían incluirse en una futura reforma de la Constitución?

Claro. Si están el cupo vasco y el amejoramiento navarro, entiendo que debíamos sacar del debate diario político los sistemas de financiación. Hablamos de derechos y, por tanto, la Constitución debería prever un sistema de financiación de los territorios de régimen común.

El PP prometió esta reforma de la financiación cuando llegó al Gobierno. Las comunidades urgen a su revisión, pero es un debate muy difícil, que apela a una serie de sensibilidades muy diferentes de todas las autonomías y existe el problema de que en el grupo de trabajo no está Cataluña en este momento. ¿Cuándo cree que se llegará a aprobar? ¿Se puede prolongar durante muchos meses? ¿Se atreve a poner fecha?

Se la ha puesto Rajoy estos días al decir en el primer o segundo trimestre del próximo año, aunque primero dijo que antes de terminar 2017. Visto los visto, no soy demasiado optimismo, pero es necesario que empiece ya.

Joan Baldoví