NOTICIAS

La irónica crítica de Isaías Lafuente a la última decisión de Carmena de convertir calles en peatonales de sentido único

"Quizás lo próximo es que los peatones circulen en días alternos según el número par o impar de su DNI".

24/11/2017 11:26 CET | Actualizado 24/11/2017 11:27 CET
EFE

El periodista Isaías Lafuente ha lanzado una crítica —no exenta de ironía— en la Ser a la última decisión del Ayuntamiento de Madrid de convertir en calles peatonales de sentido único las del Carmen y Preciados en los días comerciales críticos de diciembre.

"Desconocemos los pormenores sobre quién dirigirá la afluencia o si serán sancionados los que circulen a contracorriente", reflexiona Lafuente, quien asegura desconocer también si el Consistorio dirigido por Manuela Carmena "dispone de otros brillantes planes B si la cosa no funciona".

"Quizás lo próximo es que los peatones circulen en días alternos según el número par o impar de su DNI. ¿Por qué no? Puestos a inventar...", concluye.

Pincha aquí para escuchar el comentario o sigue para leer el texto completo

El Ayuntamiento de Madrid va a convertir en calles peatonales de sentido único las del Carmen y Preciados, las dos arterias comerciales que van de Callao a la Puerta del Sol. De esa forma, en los días comerciales críticos de diciembre, todos los peatones que paseen por estas vías tendrán que hacerlo en la misma dirección, como el pueblo judío camino de la Tierra Prometida.

El Ayuntamiento de Madrid va a convertir en calles peatonales de sentido único las del Carmen y Preciados, las dos arterias comerciales que van de Callao a la Puerta del Sol. De esa forma, en los días comerciales críticos de diciembre, todos los peatones que paseen por estas vías tendrán que hacerlo en la misma dirección, como el pueblo judío camino de la Tierra Prometida.

Esta novedosa estabulación humana es pionera. Desconocemos los pormenores sobre quién dirigirá la afluencia o si serán sancionados los que circulen a contracorriente. Ignoramos si quienes atraviesen de uno a otro centro comercial que no estén justo frente por frente se verán obligados a dar la vuelta a la manzana para salvar uno o dos metros de asimetría. Y no han desvelado si los padres a los que se les escape un chiquillo en dirección contraria podrán romper la estrafalaria norma. Tampoco sabemos si disponen de otros brillantes planes B si la cosa no funciona. Quizás lo próximo es que los peatones circulen en días alternos según el número par o impar de su DNI. ¿Por qué no? Puestos a inventar...

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

MÁS SERIES