INTERNACIONAL

La oposición siria acuerda entablar negociaciones "sin condiciones previas"

Rusia ha empezado a preparar las conversaciones.

24/11/2017 11:20 CET | Actualizado 24/11/2017 11:20 CET
EFE
Imagen de archivo del presidente sirio, Bashar Al Assad.

La oposición siria reunida en Riad ha acordado comenzar negociaciones con el Gobierno del presidente Bashar al Assad "sin ninguna condición previa", aunque ha insistido en que el mandatario debería dejar el poder al comienzo de la fase transitoria tras el hipotético fin del conflicto armado.

Los asistentes a la conferencia en la capital saudí han pactado este jueves el comunicado final del encuentro, iniciado el miércoles y que está previsto que concluya este viernes, y lo han denominado 'Documento de Riad'.

El texto, publicado por la principal alianza política opositora, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), estipula que "no hay lugar para Al Assad y su círculo", ni para su "sistema de represión y despotismo", en el país en la posguerra.

Subraya la necesidad de mantener "unos mínimos" en las negociaciones, que vienen establecidos por "los sacrificios del pueblo sirio" y por lo acordado en la reunión de Ginebra 1, celebrada en junio de 2012, respecto a la creación de un Gobierno interino que lidere la fase de transición a la democracia.

Este proceso político tiene como objetivo "empoderar al pueblo sirio" para que pueda elegir a sus dirigentes en unas "elecciones imparciales bajo la supervisión de Naciones Unidas", agrega la nota.

Además, los líderes y representantes elegidos serán los únicos que puedan disponer de armas, según los grupos opositores, que exigieron la reforma de los cuerpos de seguridad y del Ejército.

EL PAPEL DE RUSIA

Por otro lado, el Kremlin ha asegurado este jueves estar llevando a cabo un "trabajo intensivo" para celebrar en breve una reunión en Rusia del régimen sirio y la oposición con el objetivo de poner fin al conflicto y a pesar de las "reservas" de Turquía.

"Sabemos que nuestros socios turcos tienen algunas reservas sobre algunas fuerzas [las milicias kurdas], que consideran una amenaza para su seguridad", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov a la prensa.

"Pero esto no quiere decir que el trabajo no se haga. Nuestros expertos tienen por delante un trabajo intensivo para decidir y validar las listas" de participantes, ha indicado, explicando que la reunión se celebrará "en un futuro próximo".

El miércoles, el presidente ruso Vladimir Putin anunció en una cumbre en Sochi (suroeste de Rusia) junto a sus homólogos turcos Recep Tayyip Erdogan e iraní Hassan Rohaní que los tres apoyan la celebración de un Congreso de Diálogo Nacional Sirio para reunir al régimen y a la oposición.

Sin embargo nada, está decidido y Erdogan es muy reacio a la participación en estas negociaciones de las milicias kurdas, que controlan un parte del norte de Siria.

Por otra parte, el jefe de Estado Mayor conjunto ruso, Valery Gerasimov, anunció también el jueves que el ejército reducirá su presencia en Siria a final de año. "El comando en jefe tomará una decisión y el grupo [en Siria] se reducirá", ha dicho respondiendo a preguntas de la prensa sobre cuál será la presencia militar rusa en Siria cuando acabe el año.

"Será cuando completemos nuestro trabajo, nuestro trabajo militar, ya queda muy poco", ha añadido, aunque sin dar detalles sobre la magnitud de la retirada.