INTERNACIONAL

Trump llama 'Pocahontas' a una senadora delante de unos indígenas navajos

Lo ha hecho durante un acto oficial en el que se homenajeaba a los nativos americanos excombatientes de la II Guerra Mundial.

28/11/2017 10:38 CET | Actualizado 28/11/2017 10:50 CET

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha hecho un ¿chiste? sobre la princesa indígena Pocahontas con el que ha aprovechado para atacar a una rival demócrata, al homenajear el lunes en la Oficina Oval a los nativos americanos excombatientes de la Segunda Guerra Mundial.

Trump se ha olvidado de todo protocolo cuando, en medio de un acto en honor de indígenas navajos que crearon un código de comunicación durante la guerra que los japoneses jamás lograron descifrar, ha mencionado a Pocahontas para referirse a la senadora Elizabeth Warren, del ala izquierda del Partido Demócrata. "Ustedes estaban aquí mucho antes de que ninguno de nosotros estuviera aquí", ha dicho Trump a los nativos presentes.

"Aunque tenemos una representante en el Congreso que dicen que estaba aquí desde hace mucho tiempo. La llaman Pocahontas", ha continuado, lo que ha hecho que varias personas de su equipo se echasen a reír. Pocahontas, la Malinche de Estados Unidos, era la hija predilecta del jefe indígena Powhatan que se enamoró de un colono inglés.

Con ese apodo suele referirse Trump a Warren, feroz opositora del presidente y quien ha hecho mención a sus raíces indígenas del lado materno.

"DONALD TRUMP CONTINÚA DEGRADANDO A LA OFICINA DE LA PRESIDENCIA"

Trump ha hecho el comentario sobre Pocahontas con los tres excombatientes navajos que estaban debajo del retrato del controvertido presidente Andrew Jackson, quien ordenó la expulsión forzada de nativos americanos de sus tierras ancestrales, causando la muerte de miles de personas.

Warren no ha tardado en contestar. "Donald Trump continúa degradando a la oficina de la Presidencia", ha señalado en un comunicado, subrayando que los navajos merecen "los elogios y la gratitud" de la nación. "Lo que Trump ha mostrado hoy ha sido una vergüenza para nuestros valores y un insulto vergonzoso para los héroes de nuestra historia", ha concluido.

La Casa Blanca ha negado más tarde cualquier connotación racial en las palabras del mandatario. Sarah Sanders, portavoz del presidente, ha defendido el uso del apodo y ha calificado de "ridículas" las acusaciones de racismo.

"Creo que lo que la mayoría de la gente cree que es ofensivo es el hecho de que la senadora Warren mencione sus orígenes para promover su carrera", ha dicho.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos usó a cientos de nativos americanos de diferentes tribus cuyos dialectos ancestrales sirvieron de código de comunicación indescifrable para los enemigos.

La pronunciación y el vocabulario de las lenguas indias eran entonces desconocidas para los alemanes y los japoneses.