TENDENCIAS

Ágatha Ruiz de la Prada se puso un burka para firmar el divorcio

"Sólo se me veían los ojos. ¡Fue tan alucinante!".

29/11/2017 12:15 CET | Actualizado 29/11/2017 12:45 CET
Gustavo Caballero via Getty Images
Agatha Ruiz De La Prada en la Miami Fashion Week en mayo de 2017.

La diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada es única en su especie. La flamante ganadora del Premio Nacional de Diseño de Moda es una creadora irrepetible y fácilmente identificable... aunque se esconda debajo de un burka.

Porque así es como se presentó la diseñadora a firmar su divorcio del periodista Pedro J. Ramírez— sí, ese del que se enteró cuando él, tras tres décadas de relación, le llevó el desayuno a la cama—: tapada de pies a cabeza con lo que al parecer era un auténtico burka, en color azul oscuro, que le cubría completamente la cabeza, que parece ser el efecto que buscaba.

"Firmé mi divorcio con un burka porque no quiero que mi ex me vuelva a ver", reza el titular de la revista ¡Hola! en la que se le ve en dos imágenes, en una cubierta hasta los pies y en otra hasta la cadera, tras la que luego se ve una falda hasta la rodilla y unos zapatos azules.

En las declaraciones, la diseñadora asegura que el día que el periodista le anunció su intención de separarse, ella decidió que no quería volver a verlo y que para eso llevó "un burka" que le habían "traído de Afganistán". "Sólo se me veían los ojos. ¡Fue tan alucinante! Aunque ya sabía que no íbamos a estar en el mismo cuarto, porque el divorcio se firmaba en salas separadas, me vestí por si nos llegábamos a cruzar en algún momento. Me daba igual que la gente me pudiera reconocer o no. Lo único que yo quería era que él no volviera a verme nunca más".

Entre otras declaraciones, asegura que los hombres le "tiran los tejos" pero ella ni se entera. Suponemos que ello ya será sin burka.

29 locuras (y logros) de Agatha Ruiz de la Prada