INTERNACIONAL

El 'Washington Post' denuncia que gente cercana a Trump trató de tenderle una trampa

Una mujer se presentó falsamente como la víctima del senador republicano Roy Moore, al que el diario investiga por acoso sexual.

29/11/2017 08:59 CET | Actualizado 29/11/2017 09:00 CET
WASHINGTON POST / YOUTUBE

Un grupo conservador ha tendido una trampa al diario estadounidense The Washington Post para socavar su credibilidad a la hora de informar de acoso y abuso sexual. Pero el medio no ha picado.

El periódico asegura que, mientras investigaba las acusaciones sobre el comportamiento sexual inapropiado del senador republicano Roy Moore, una mujer se hizo pasar por su víctima falsamente.

La mujer, que se identificó como Jamie Phillips, les narró una melodramática historia de la que no presentó ninguna prueba: Moore la dejó embarazada cuando era adolescente en 1992 y tuvo que abortar.

The Washington Post no publicó nada sobre ella porque detectó incoherencias en su relato, sobre todo tras leer una publicación online que ponía en duda su objetivo. Pero sí sacó una entrevista de nueve minutos con ella y uno de sus reporteros.

Después de varias entrevistas a lo largo de dos semanas, fue cazada entrando en las oficinas de Project Veritas, una organización que trabaja contra el supuesto sesgo ideológico de los medios de comunicación. La entidad no ha querido responder las preguntas de AFP tras conocerse la situación.

EL SOSPECHOSO: JAMES O'KEEFE, UN CONSERVADOR ANTISISTEMA CERCANO A TRUMP

El gran sospechoso es el fundador de Project Veritas, James O'Keefe, un conservador antisistema de 33 años muy cercano a Trump.

Según El País, su mentor fue Andrew Breitbart, fundador de la web ultraderechista que ahora dirige Steve Bannon, que fue un alto cargo de la Administración del magnate y ahora forma parte de la campaña de Moore al Senado.

O'Keefe se hizo pasar dos veces por quien no era para atacar a asociaciones progresistas, antes de crear Project Veritas. Al ser una entidad sin ánimo de lucro, no tiene que difundir la identidad de sus donantes. Según The Washington Post, uno de ellos en 2015 fue la fundación de Trump, que destinó 10.000 dólares.

El diario ha decidido publicar las declaraciones de la mujer a pesar de que se hicieron bajo un acuerdo extraoficial porque no se hicieron "con buena fe", según el director ejecutivo del medio.

"Esa supuesta conversación 'off the record' fue la base de una complot para engañarnos y humillarnos. Claramente, la intención de Project Veritas era revelarlo todo si caíamos en la trampa. Dado nuestro rigor periodístico, no lo han conseguido, pero no haremos honor a un acuerdo de mala fe", señala.

La conducta inapropiada de Moore salió a la luz durante una investigación del periódico, el relato de varias mujeres que aseguran que el senador acosaba y abusaba y de niñas hasta de 14 años.

El republicano ha negado estas acusaciones y ha criticado la presión de sus colegas de partido para que se retire de las elecciones extraordinarias de diciembre.

MÁS SERIES