NOTICIAS

Las marcas de lujo se comprometen con las mujeres

Muchas multinacionales del sector han decidido unirse a campañas para mejorar la vida de las mujeres y luchar por sus derechos.

01/12/2017 17:09 CET | Actualizado 01/12/2017 17:09 CET

El 65% de los productos de lujo lo compran mujeres. Y de forma abrumadora, son a quienes se dirigen la publicidad y las acciones de las grandes campañas de las multinacionales del sector. Salvo automóviles, un pequeño porcentaje de cosmética masculina, y moda y complementos destinados directamente al hombre, las empresas siguen pensando que el poder decisorio sobre un producto de lujo lo tienen ellas.

FUNDACIÓN KERING

En este sentido, Vicente Nicolás, el fundador de la joyería Nicol's de Madrid, asegura que "hasta para comprar la sortija de pedida los hombres vienen con su madre o con su hermana".

Como las mujeres son las que compran lujo, las multinacionales del sector han encontrado en las campañas de RSC —Responsabilidad Social Corporativa—, dirigidas a mejorar la vida de las mujeres y a luchar por sus derechos, el nicho fundamental para transmitir los valores de compañía y de producto. "Hay una relación directa entre la campaña de RSC que se elija y nuestros productos de venta. Transmitimos valores, los de la empresa y los de nuestros productos, reflejados en las campañas. Es la mejor manera de actuar no solo sobre la decisión de compra, sino sobre la conciencia", asegura la directora de marketing social de una multinacional estadounidense.

Un ejemplo claro es el del Grupo Kering. Como cada mes de noviembre, su fundación cumple su compromiso anual de lanzar una nueva campaña contra la violencia de género, White Ribbon —lazo blanco—. Y este año ha regresado con más fuerza que nunca, con la colaboración de los diseñadores Stella McCartney, Alessandro Michele y Christopher Kane y el creador de zapatos Joseph Altuzarra.

La Fundación de Kering, nacida en 2009, se nutre de las donaciones de las marcas que forman esta multinacional del lujo. Por ello, unir el mensaje al producto es fundamental. "Sin negocios recurrentes que ganen dinero, no hay capacidad de generar fundaciones solidarias", aseguraba hace unos días el director general de la Fundación La Caixa, Jaume Giró. Esta es la mayor fundación bancaria de Europa con un presupuesto anual de 500 millones de euros. Y todo es evidente, si no vendes, si no generas recurso, no puedes ser solidario.

FUNDACIÓN QUERER

En España, varias empresas han decidido ligarse a fundaciones con el objetivo último de apoyar iniciativas solidarias. La multinacional Iberdrola ha lanzado una campaña junto a la Fundación Querer para concienciar sobre las enfermedades neurológicas infantiles y juveniles. La firma de moda de lujo, The Extreme Collection, sacará a la venta estas Navidades el Oso Solidario de las NeuronasSoñadoras con el mismo objetivo, concienciar a los padres y familiares para que luchen por un mejor diagnóstico de los menores con problemas neurológicos y apuesten por métodos educativos que les permitan integrarse en una sociedad más justa.