INTERNACIONAL
13/12/2017 18:23 CET | Actualizado 13/12/2017 18:45 CET

Kim Jong-un ignora la oferta de diálogo y promete seguir con su programa nuclear

Rex Tillerson se había mostrado dispuesto a negociar sin condiciones.

Getty Images
Kim Jong Un, líder de Corea del Norte en Pyongyang. GETTY

El líder norcoreano, Kim Jong Un, ha prometido el miércoles que seguirá desarrollando su programa nuclear a pesar de que el titular de Exteriores de Estados Unidos, Rex Tillerson, decía apenas unas horas antes que está dispuesto a dialogar con el régimen de Corea del Norte "sin condiciones", en un claro giro de la política del Departamento de Estado norteamericano que siempre había exigido alguna prueba de cambios en la escalada armamentística emprendida por Pyongyang antes de sentarse a hablar.

Sin embargo, el secretario de Asuntos Políticos de la ONU, Jeffrey Feltman, ha asegurado que las autoridades norcoreanas "no se han comprometido a negociar" pese a su visita la semana pasada al hermético régimen comunista.

En un intento de abrir alguna vía de diálogo, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha mostrado su apoyo a las declaraciones efectuadas por Tillerson y se ha mostrado a favor de cualquier esfuerzo que se realice para rebajar la tensión en la península de Corea.

Asimismo, una delegación del Ministerio de Defensa de Rusia, liderada por el subdirector del Centro Nacional de Defensa ruso, Victor Kalganov, llegó el martes a Pyongyang aunque el Kremlin no ha aclarado los detalles ni la agenda de la visita que se prolongará hasta el próximo lunes.

Mientras el mundo a su alrededor exige a Kim Yong Un contención en la escalada nuclear que ha emprendido, él ha condecorado el miércoles a varios científicos por su labor a la hora de crear el misil balístico intercontinental Hwasong-15, el más potente lanzado hasta el momento y capaz de alcanzar cualquier parte del territorio de Estados Unidos.

Kim ha señalado que los científicos y trabajadores del Gobierno ultimarán "más armas y equipamiento" para "reforzar la fuerza nuclear del país en calidad y cantidad", según ha recogido la agencia de noticias estatal norcoreana KCNA.

El Hwasong-15 lanzado por Pyongyang el 29 de noviembre ha sido considerado por analistas y altos cargos del Gobierno como uno de los misiles más avanzados y ha elevado la tensión en la zona a una situación prebélica.

No obstante, algunos expertos señalan que aún hay ciertas cuestiones técnicas que deberían mejorarse para que Corea del Norte puedan cumplir con sus objetivos en materia balística.

Kim, que ha condecorado a "aquellos científicos especializados en defensa que han apoyado el plan del partido en cuanto a estrategia nuclear se refiere", ha indicado que el país debería desarrollar y fabricar una mayor variedad de armas.

Ante la posibilidad de que las amenazas verbales se hagan realidad en la práctica, se intensifican desde hace semanas las maniobras conjuntas entre Estados Unidos, Corea del Sur y Japón para tratar de prepararse ante un eventual ataque norcoreano.

En este sentido, el Ejército surcoreano ha informado el miércoles que ha efectuado con éxito un ensayo balístico desde un helicóptero de ataque en el marco de un ejercicio militar diseñado para responder a "cualquier provocación del enemigo".

Se trata de la primera vez que las Fuerzas Armadas surcoreanas llevan a cabo una maniobra militar con misiles antiaéreos tipo Stinger desde un helicóptero de ataque Apache.

Este tipo de aeronaves bimotor no fueron utilizadas por los efectivos del Ejército hasta su introducción en mayo de 2016, según señala un comunicado de las fuerzas de seguridad.

También el secretario de Estado norteamericano ha recordado que el Ejército de EEUU está completamente preparado para responder a cualquier ataque procedente de la nación asiática y que existe "un amplio abanico de planes de contingencia".

Sin embargo, por primera vez se ha mostrado dispuesto a reanudar el diálogo con Corea del Norte con el propósito de frenar la tensión bilateral y ha instado a Kim Jong Un a "tomar una decisión" al respecto.

Estamos preparados para hablar cuando ellos también lo esténRex Tillerson

"Estamos preparados para hablar cuando ellos también lo estén", ha dicho en un discurso pronunciado en un foro organizado por un think tank de Washington. Pero Corea del Norte "debe estar preparada para tomar una decisión", ha apostillado Tillerson, que ya había expresado su voluntad de recuperar los canales de comunicación aunque anteriormente exigía gestos por parte del régimen comunista.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, siempre ha considerado que los intentos de diálogo son literalmente "una pérdida de tiempo", ha insultado al líder norcoreano llamándolo "pequeño hombre cohete", ha prometido responder con "furia y fuego".

El matiz de la Casa Blanca

La Casa Blanca ha matizado después las palabras de Tillerson. "No puede haber negociaciones con Corea del Norte hasta que mejore su comportamiento ", ha asegurado este miércoles un funcionario de la Casa Blanca. "Dada la prueba de misiles más reciente de Corea del Norte, claramente ahora no es el momento (para las negociaciones)", ha afirmado a Reuters el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.