VIRALES
14/12/2017 13:25 CET | Actualizado 14/12/2017 13:41 CET

La maravillosa reacción de un joven de 16 años al enterarse de que ha sido admitido en Harvard

"Mi vida ha cambiado para siempre".

Acceder a una universidad de prestigio como es Harvard es un sueño para muchos jóvenes estadounidenses. Ayrton Little, de 16 años, lo ha conseguido más de un año antes de lo que suelen hacerlo la mayoría, que obtienen la confirmación entre los 17 o 18 años. Little conoció la noticia rodeado de amigos y compañeros con una cámara grabándole frente a él. El vídeo lo compartió en Twitter este miércoles.

El trabajo duro ha merecido la pena. ¡He sido aceptado en Harvard a los 16!

La muestra de felicidad de Little junto a sus amigos de su instituto de Opelousas (Louisiana, EEUU) cuando abre la carta de admisión se ha hecho viral. En solo un día, el vídeo ha conseguido cerca de 140.000 retuits y más de 400.000 me gusta.

"Harvard ha sido mi sueño desde la escuela", cuenta Little para la edición estadounidense del HuffPost, algo que se intuye en la sudadera de la universidad que luce en el vídeo, casi a modo de premonición. El joven estadounidense confiesa que tras leer la carta lo primero que pensó fue: "Mi vida ha cambiado para siempre".

El caso de Little no es un caso aislado dentro de su instituto, el TM Landry College Prep., de Opelousas. Little cuenta que es el tercer año consecutivo que un alumno de esta escuela es aceptado en la Ivy League, que reúne las principales universidades estadounidenses. Por eso, al final del vídeo todos cantan "three-peat", término utilizado en las competiciones deportivas cuando un equipo gana tres años consecutivos.

Según la edición estadounidense del HuffPost, el joven quiere estudiar matemáticas e informática y, cuando se gradúe, quiere encontrar trabajo en Wall Street con la intención de abrir una ONG para "ayudar a los niños de su comunidad" a alcanzar su posición social.

La familia de Little ha recibido esta semana otra buena noticia. Además de la admisión en Harvard, también se enteraron de que su otro hijo podrá estudiar Stanford, otra prestigiosa universidad de Estados Unidos, el viernes 8 de diciembre.

"No me había dado tiempo a asimilar que mi hermano había sido admitido el viernes, pero los dos nos hemos dado cuenta de que hemos hecho lo imposible", explica Little. "Muchos compañeros de clase reciben su confirmación esta semana. No sé honestamente cuándo parará esta excitación", bromea en sus declaraciones para el HuffPost.

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de 'Black Voices' de la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.

ESPACIO ECO