NOTICIAS
18/12/2017 18:05 CET | Actualizado 15/01/2018 18:47 CET

Una sustancia abrasiva en el asiento de un autobús de Madrid causa quemaduras a dos personas

Necesitan un transplante de piel.

Imagen de la sustancia abrasiva facilitada por una de las afectadas.

"Era de color negro, pegajosa y viscosa". Así describe el joven de 17 años Pau Ztion la sustancia abrasiva con la que entró en contacto este martes al sentarse en un autobús de Madrid y que le ha causado quemaduras de tercer grado. El día anterior otra chica de 18 años sufrió lesiones del mismo tipo al sentarse en un bus de la ruta 185, que va de Madrid a Algete. La joven ya ha sido operada y tendrá que permanecer ingresada en el hospital hasta el viernes o el sábado. Fuentes de la Guardia Civil han explicado que el autobús afectado es el mismo y que todo apunta a un "derrame accidental" del líquido, aunque "todavía no hay resultados de la investigación", por lo que no está clara la composición de la sustancia.

Según ha relatado por teléfono la madre de la chica a El HuffPost, su hija se dirigía a la universidad el lunes de la semana pasada cuando subió al bus y buscó un lugar en el que sentarse. "Apenas llegó a rozar el asiento", situado "en la parte trasera del bus", porque le pareció que estaba "empapado de agua" y se cambió de lugar de inmediato. Pocos instantes después, cuando el autobús circulaba a la altura del Hospital de La Paz, comenzó a sentir que se quemaba. El líquido abrasó y traspasó su cazadora, sus pantalones, la ropa interior y hasta las botas. Esa misma noche pusieron una denuncia en el puesto de la Guardia Civil de Algete, municipio en el que residen.

Imagen de la sustancia en el autobús cedida por una de las afectadas.

Este martes por la mañana ha tenido lugar la operación de la joven. La madre ha explicado que la intervención "ha salido bien", aunque las lesiones eran "más graves" de lo que pensaban en un inicio debido a que la quemadura ha afectado también a la grasa intramuscular. "Le han quitado piel del muslo y se la han injertado en el glúteo", ha explicado. Ha añadido que por el momento ni la empresa ni la policía les han aportado ninguna información sobre el posible origen de la sustancia.

Foto de la sustancia en el autobús este martes.

Al día siguiente por la mañana, el martes, Pau Ztion tomó el mismo autobús para acudir al instituto. Había bastante gente en el vehículo, y se sentó en la parte de atrás. Entonces notó el líquido y tras unos minutos comenzó a sentir que se abrasaba. Decidió bajarse y acudir a un baño. "La quemadura que tenía era bastante impactante y atípica, blanca y grande", explica.

Acudió a médico, donde le comunicaron que posiblemente se trataba de una sustancia química abrasiva que le había causado quemaduras de tercer grado, por lo que necesitaría un transplante de piel. Desde entonces necesita curas a diario y ha tenido que dejar de ir a clase. Será operado este miércoles.

Foto de la sustancia abrasiva cedida por una de las afectadas.

Al acudir a comisaría para poner una denuncia se enteró de que había otra joven que había sufrido otro incidente del mismo tipo, en ese mismo autobús. Ambas familias tienen guardada la ropa de los jóvenes que entró en contacto con la sustancia, a la espera de que la policía científica acuda a recoger las prendas para analizarlas. De momento ni la policía ni la compañía de autobuses, Interbus, les ha explicado de qué sustancia se trata ni cuál es su origen, pero esperan que este suceso se esclarezca pronto para que nadie más resulte lesionado.