ECONOMÍA
21/12/2017 12:38 CET | Actualizado 21/12/2017 12:39 CET

Retiran 30 lotes más de leche infantil y papilla en España tras los casos de salmonella en Francia

Todos estos productos sólo se comercializan a través de farmacias y parafarmacias

AFP

La compañía Lactalis ha decidido retirar del mercado español treinta lotes más de leche infantil y papilla de las marcas Puleva Bebé, Damira y Sanutri por la aparición de varios casos de salmonella en Francia, y que se suman a los 28 que ya dejó de vender hace diez días.

En un comunicado, la empresa ha precisado que esta nueva retirada afecta a nueve lotes de Puleva Bebé 8 Cereales, veinte de leche en polvo (15 de Sanutri Natur, 2 de Santuri Digest y 1 de las marcas Damira Pro, Sanutri AR y Sanutri Diarical) y uno más de maltodetroxina en polvo.

Todos estos productos sólo se comercializan a través de farmacias y parafarmacias, según han informado a EFE fuentes de Lactalis.

Esta nueva retirada se produce después de que el grupo francés haya detectado "una posible contaminación leve dispersa que se podría haber generado a raíz de unas obras realizadas en el primer semestre de 2017" en la fábrica de Craon.

El resultado de los análisis llevados a cabo en estas instalaciones ha provocado que la firma haya ampliado las medidas de precaución a todas las líneas de producción de la planta, cuando hasta ahora sólo se habían aplicado a una de sus líneas.

"Lactalis Nutrición Iberia ha decidido retirar del mercado español todos los productos fabricados en la planta de Craon desde el 15 de febrero de 2017, aplicando así un principio de máxima precaución", han insistido desde la compañía.

La empresa ha vuelto a pedir a sus clientes que comprueben si el lote que figura en el envase de estos productos coincide con los incluidos en la lista, y en caso de figurar, "detengan su consumo".

"El consumo del resto de los productos de Sanutri, Damira y Puleva es totalmente seguro; esto incluye tanto la leche líquida de la marca Puleva Peques como las papillas de cereales de Sanutri y Damira, puesto que todos estos productos se fabrican en España", han insistido.

Además, la compañía ha puesto en marcha un teléfono de atención al consumidor (el 900 102 336) para resolver cualquier duda.

La alerta se activó en Francia el pasado 2 de diciembre, cuando el grupo Lactalis decidió realizar una primera retirada de productos después de tener conocimiento de una supuesta contaminación de tres leches infantiles fabricadas en la planta de Craon.

Posteriormente el número de productos de alimentación infantil apartados aumentó, y hace dos semanas surgieron cinco nuevos casos de salmonelosis en bebés por la misma cepa que la que había generado la primera alerta (Salmonella agona).

Lactalis señaló poco después tener constancia de una veintena de casos de salmonelosis en bebés de menos de seis meses que habían comido algunos de sus productos.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard