TENDENCIAS
05/01/2018 14:30 CET | Actualizado 05/01/2018 16:30 CET

Duras críticas a la última portada del 'Vogue' británico con Margot Robbie y Nicole Kidman

¿A qué vienen esos guantes?

2017 fue un año convulso y revolucionario para la industria del cine. Desde que a principios de octubre salieran a la luz las primeras acusaciones de acoso sexual contra el productor Harvey Weinstein, las mujeres de Hollywood han dado un paso al frente y desde entonces continúan denunciando el machismo imperante en el cine. Dos de las caras de estas protestas, Margot Robbie y Nicole Kidman, son las protagonistas de la portada de febrero de la edición británica de la revista Vogue, dedicada a las mejores interpretaciones del año.

Además de brillar en su trabajo, Robbie ha alzado la voz contra el acoso sexual en repetidas ocasiones, al igual que Kidman, muy aplaudida por sus esfuerzos por apoyar a mujeres productoras y directoras, y por reclamar más diversidad en los papeles femeninos. Hasta ahí todo bien. El problema llega con una de las prendas y muchos seguidores de la publicación en Instagram han mostrado su enfado ante un detalle de la portada: los guantes que visten las actrices.

​​​​

VOGUE UK

Robbie y Kidman lucen guantes largos hasta el codo en color salmón y rosa chicle respectivamente, ambos de la marca LaCrasia. Muchos usuarios no han tardado en denunciar que parecen "guantes de cocina" y cuestionar la elecciones del estilista de la portada y director de la publicación, Edward Enninful, y del fotógrafo Juergen Teller.

"¿Por qué Nicole está escondiéndose? Es porque lleva guantes de cocina, ¿verdad?", comenta un usuario. Otro responde mostrando su acuerdo: "He pensado lo mismo. Esos guantes están fatal". La conversación continua con otro usuario preguntando si Kidman estaba apunto de "lavar los platos".

Lejos de las bromas, algunos seguidores se han mostrado visiblemente enfadados. "Esto es ridículamente malo. Los guantes, WTF (Qué coño). Nicole y Margot tienen clase, son guapas y talentosas, pero insípidas en esta portada. Quiero apoyar la #newvogue, pero esto es terrible", denuncia uno de ellos.

Los miembros del foro de The Fashion Spot, web de referencia para los amantes de la moda, tampoco se han quedado cortos mostrando su decepción. "Habría sido una portada mona para el Ladies Home Journal", señaló un usuario que no se quedó ahí. "Terrible para cualquier edición de Vogue. Me encantan Margot y (especialmente) Nicole. Se merecían más que esta portada estilo Mujeres Desesperadas".

Pero las críticas no se limitan solo al estilismo, sino que han sido muchos los que han cuestionado la elección de las actrices. En el sumario las presentan junto a otras intérpretes como protagonistas de La nueva era de Hollywood, mientras que en la parte derecha de la portada se puede leer el título de uno de los reportajes del número: Por qué necesitamos hablar sobre raza. Es precisamente esto lo que ha levantado ampollas entre muchos lectores ya que Robbie y Kidman son rubias y blancas.

Con la llegada de Edward Enninful a la publicación como nuevo director, se esperaba que la revista cambiase de rumbo y apostase por la diversidad que demandan desde hace años los lectores de la cabecera británica. Su primera portada, la del número de diciembre, la protagonizó la modelo y activista Adwoa Aboah, entonces Enninful declaraba que se esta nueva etapa de la revista estaría definida por la inclusión y por la representación de todo tipo de belleza. Ahora, sus lectores se muestran decepcionados.

"El nuevo número de British Vogue... comenzamos tan fuerte y ahora hemos vuelto a mujeres blancas y al chiffon (un tipo de tejido)", escribió un usuario en Twitter. El bloguero Bryanboy, uno de los más respetados de la industria, también mostró su descontento.

No tenía ni idea de que Nicole Kidman era una actriz emergente de la nueva era de Hollywood. ¿Es el último descubrimiento? Y sí claro hablemos de raza de hecho.

El bloguero también aprovechó para compartir otra fotografía del número de febrero de la revista, que forma parte del reportaje Meet the new Suffragettes (Conoce a las nuevas sufragistas), en el que aparecen seis mujeres influyentes que utilizan su posición y trabajo para luchar por el empoderamiento femenino, entre ellas la primera mujer transexual en aparecer en la edición británica de Vogue. Así sí.