TENDENCIAS
05/01/2018 07:56 CET | Actualizado 05/01/2018 07:56 CET

Siete consejos para ayudarte a lograr tus metas deportivas

"Hacen falta 21 días para que una actividad se convierta en un hábito y 6 meses para que ese hábito pase a formar parte de tu estilo de vida".

Recién comenzado el 2018, seguro que la mayoría de tus conocidos tiene en mente algún propósito fitness para el resto del año. Unos se apuntarán al gimnasio, algunos quizás se atrevan con una maratón y otros se bajarán alguna aplicación móvil que les ayude a levantarse del sofá y salir a correr.

Ahora bien, ¿cuántas de esas personas seguirán cumpliendo sus propósitos a mediados de febrero?

Tener propósitos de Año Nuevo está bien, pero mejor es cumplirlos. Para ayudarte a lograrlo, te mostramos a continuación siete consejos:

RyanJLane via Getty Images

1. No te estanques en una rutina que no funciona

¿Qué hábitos te gustaría cambiar? ¿Te apalancas al llegar a casa después del trabajo y no consigues reunir fuerzas para ir al gimnasio? ¿Te entrenas sin problemas los fines de semana pero te cuesta ponerte a ello durante la semana?

Luke Chamberlain, entrenador personal de la cadena de gimnasios Fitness First, recomienda: "Empieza haciendo una lista de hábitos que te gustaría cambiar a través de pequeños objetivos. Una vez hecha, ordena los elementos de la lista según su prioridad y notarás que algunos hábitos están relacionados. Esa parte es importante para comprender bien las expectativas generales y la influencia que puede ejercer una meta sobre otra".

Ante todo, es importante que sean metas realistas. "Cualquier objetivo es realizable, pero tienes que asegurarte de que te has planteado unos parámetros realistas que puedas asumir", aclara la entrenadora Autumn Calabrese.

2. Sé consciente de por qué te propones algo

"Conocer el porqué [de tus metas] puede mantenerte por el buen camino cuando aparezca la tentación. Piénsalo en profundidad. No digas simplemente 'quiero adelgazar'. He aquí un ejemplo: ¿Por qué quiero perder peso? Porque quiero sentirme bien. ¿Y qué es sentirse bien? Significa estar cómodo con uno mismo. ¿Por qué me parece importante sentirme bien y con confianza? Porque quiero demostrarme que soy lo suficientemente bueno", expone Calabrese.

3. Establece un plan

En vez de plantearte unos objetivos para el final del año ('Voy a correr una maratón'), proponte un plan gradual semana a semana con fines más pequeños.

Luke Chamberlain lo explica así: "Ya es hora de hacer planes factibles y no desmedidos. Una de las principales razones por las que la gente fracasa a la hora de mantener el cambio de hábitos es porque intenta cambiar mucho de repente y no sigue ningún plan".

Los objetivos a corto plazo (diarios o semanales) son más fáciles de lograr que los de a largo plazo (mensuales o trimestrales).

"Al anotar el plan, estás reafirmándote que el cambio se va a obrar", indica Chamberlain.

Y ten en mente estas palabras de Autumn Calabrese: "Hacen falta 21 días para que una actividad se convierta en un hábito y seis meses para que ese hábito pase a formar parte de tu estilo de vida. No es algo que suceda de la noche a la mañana, así que sé paciente y no seas demasiado duro contigo mismo ni abandones si ves que te cuesta, porque forma parte del proceso".

4. Consigue el apoyo de otras personas

Siempre cuesta más saltarse una sesión de entrenamiento si te has comprometido a ir con un amigo. Del mismo modo, es más difícil que abandones tus objetivos si ya se los has comentado a tu compañero de gimnasio/entrenador personal/amigo/familiar.

De la siguiente manera lo explica Luke Chamberlain: "Al contarles a otras personas lo que quieres cambiar es más probable que recibas el apoyo que necesitas y quizás descubras que hay más personas con esos mismos objetivos que quieren formar parte del cambio. Haz que tu familia y amigos se involucren".

Autumn Calabrese coincide y añade: "La unión hace la fuerza. Contar con otras personas con tus mismas motivaciones o con las que puedas hablar para recibir apoyo te hará mucho más fácil mantenerte en el buen camino".

5. Haz el seguimiento de tus progresos

Ya has anotado tus objetivos, los has ordenado y has establecido un plan. Ahora toca ver qué tal funciona. La entrenadora personal Lucy Arnold asegura que es una buena forma de ver cómo te acercas a tus metas.

¿Acabas de levantar 10 kilos por primera vez? ¿Has hecho tu plancha más larga? ¿Has aguantado más que nunca corriendo? Ponlo por escrito. Así podrás ver que estás a tiempo de conseguir lo que te has propuesto.

alvarez via Getty Images

"Los diarios de entrenamiento son un modo estupendo de detectar lo que no va bien para poder hacer unos ajustes y cambiar cosas", comenta Lucy Arnold.

"Al registrar tu actividad, es mucho más fácil crear hábitos positivos y establecer una rutina, en vez de exprimirse al máximo sin ningún tipo de plan y esperar que salga todo perfecto. Un diario también te ayudará a responsabilizarte de lo que hagas. Si pasan tres meses y no has mejorado nada ni lo has actualizado, tendrás que replantearte algunas cosas y analizar por qué no avanzas. Si, por el contrario, ves que sigues mejorando, puedes seguir haciendo lo que ya te funciona".

6. Abre la mente

Si te cuesta cumplir tus objetivos, ¿crees que podría haber más motivos?

"No se hace suficiente énfasis en lo beneficioso que es para el cuerpo un buen descanso. Dormir es una parte importante de estar y mantenernos sanos. El sueño controla el sistema inmunitario, el proceso de envejecimiento y el metabolismo", insiste Lucy Arnold.

"Una sola noche durmiendo mal o sin dormir puede causar importantes efectos en el organismo, la salud mental y el estado de ánimo. Recomiendo, como mínimo, siete horas de sueño para notar la diferencia en los niveles de energía y en las principales funciones del cuerpo", sostiene.

7. Celebra tus éxitos

"Concédete recompensas cada vez que cumplas uno de los objetivos parciales de tu plan, pero si te desvías del camino no te castigues ni retomes los malos hábitos de antes", aconseja Luke Chamberlain.

"Que te sirva de experiencia vital, piensa por qué has caído en el desliz y céntrate en volver al buen camino y a una mentalidad adecuada para lograr el cambio", concluye.

Ahora ya estás listo para lograrlo.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

ESPACIO ECO