POLÍTICA
11/01/2018 11:04 CET | Actualizado 11/01/2018 12:56 CET

Forcadell no repetirá como presidenta del Parlament

Dice que seguirá como diputada y se muestra orgullosa por su trabajo durante estos años.

AFP

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha anunciado este jueves que no repetirá en el cargo en la nueva legislatura mostrándose orgullosa por su trabajo durante estos años, criticando duramente la "censura" del Gobierno central y alegando que hace falta ahora una persona libre de procesos judiciales.

En una comparecencia en el Parlament, Forcadell ha avanzado, no obstante, que seguirá como diputada y que no se retira de la política. No aspirará de nuevo a la Presidencia de la Mesa, ha explicado, porque considera que ha cerrado un "ciclo" después de una legislatura que esperaba corta "pero muy intensa". A su juicio, es el turno ahora de una persona libre de procesos judiciales.

"Tenía claro que sería un periodo no excesivamente largo y excepcional", ha relatado la dirigente de ERC, que ha subrayado que deja el cargo con "orgullo". "A pesar de las dificultades, de la judicialización constante y de los errores, creo que he hecho un buen trabajo", ha enfatizado.

EN LIBERTAD PROVISIONAL

Esta decisión llega un día después de que trascendiera que Junts per Catalunya y ERC han acordado una Mesa independentista e intentar una investidura vía Skype para Puigdemont, que llevaría a forzar el Reglamento del Parlament. Los partidos constitucionalistas ya han adelantado que llevarán al Tribunal Constitucional cualquier maniobra de los independentista para posibilitar esa fórmula a distancia.

Forcadell está en libertad provisional por la causa sobre el procés que investiga el Tribunal Supremo. Durante su declaración en noviembre ante el juez Pablo Llarena, acató la legalidad y el 155 para evitar la prisión y dijo que la declaración unilateral fue un acto simbólico.

Cualquier nuevo movimiento desde la Mesa para posibilitar esta investidura podría hacer peligrar esa situación de libertad provisional de Forcadell, sobre la que pesa una querella de la Fiscalía por rebelión, sedición y malversación.

La presidenta en funciones del Parlament ha asegurado que este "nuevo momento político" requiere de una "figura libre de procesos judiciales". Forcadell había sido hasta este momento la apuesta preferida de los socios de Junts per Catalunya para llevar las riendas de la Cámara autonómica. En las últimas horas también se ha producido otra baja importante para Esquerra: el exconseller Carles Mundó ha renunciado a su acta como diputado y ha dejado la política.

AFP

Ahora se abre un debate dentro del independentismo sobre la figura de ERC que podría ocupar este puesto. En las quinielas aparecen nombres como Ernest Maragall, Antoni Castellà, Alba Vergès, Roger Torrent y Sergi Sabrià -todos ellos 'limpios' judicialmente hasta el momento-.

"Puedo decir orgullosa que no nos hemos doblegado, no hemos cedido y nos hemos mantenido firmes en nuestro deber de garantizar debate parlamentario", ha enfatizado. Forcadell está en el punto de mira judicial por haber sido clave para que se celebraran los plenos en los que se aprobaron durante septiembre y octubre las leyes de referéndum y de transitoriedad y la declaración unilateral de independencia.

Sostiene que empieza ahora un nuevo "camino" como diputada con responsabilidades diferentes, "pero con la misma fuerza y voluntad de servicio público". Ha aseverado en este sentido que continuarán trabajando por "un país más justo, más democrático y más libre que todos queremos y que seguro que conseguiremos".

Carme Forcadell