TENDENCIAS
14/01/2018 10:33 CET | Actualizado 14/01/2018 10:35 CET

'La Librería' y 'El Autor' comparten el Premio Forqué a Mejor Película

Es la primera vez que dos películas ganan el mismo galardón en las 23 ediciones de los premios cinematográficos.

EFE
Cayetana Guillén Cuervo abraza a la directora Isabel Coixet al recibir el galardón al Mejor Largometraje por 'La Librería'.

La librería, dirigida por Isabel Coixet, y El autor, de Manuel Martín Cuenca, han sido elegidas este sábado ex aequo (por igual) ganadoras del Premio Forqué al mejor largometraje de ficción en una gala celebrada en el Palacio de Congresos de Zaragoza.

Es la primera vez en las 23 ediciones de estos premios que conceden anualmente los productores de cine agrupados en EGEDA, la entidad de gestión de derechos audiovisuales, que dos películas comparten el galardón principal, al obtener el mismo número de votos.

Las otras candidatas eran Handia, de Jon Garaño y Aitor Arregi, Verano 1993 de Carla Simón y Abracadabra de Pablo Berger.

Los equipos de ambos filmes ganadores han subido al escenario a recoger el premio, aunque sólo había una estatuilla preparada. Martín Cuenca no pudo asistir a la ceremonia porque está rodando en Miami, mientras que Coixet aseguró que su película ha tenido que superar "muchos palos en las ruedas" en el extranjero para salir adelante.

El protagonista de El autor, Javier Gutiérrez, ha sido además el premio a la mejor interpretación masculina, y el de mejor actriz se lo ha llevado Nathalie Poza por No sé decir adiós, ópera prima de Lino Escalera.

Gutiérrez ya se llevó hace dos años el Forqué y el Goya por su policía de La isla mínima y esta vez se mete en la piel de un tipo normal obsesionado con escribir una novela y dispuesto a todo para conseguirlo. El origen de El autor es precisamente una novela corta de Javier Cercas titulada El móvil.

Poza se ha impuesto en la categoría de mejor actriz interpretando a la hija de Juan Diego, una mujer áspera y difícil, en No sé decir adiós, una película que aborda los códigos de comunicación familiares y la dificultad de aceptar la enfermedad y la muerte.

"Es una película sobre la muerte pero también sobre el amor entre padres e hijos", ha señalado la actriz, que ha dedicado el galardón a su progenitor en la ficción, Juan Diego, nominado en la categoría de mejor actor.

Muchos hijos, un mono y un castillo, la película de Gustavo Salmerón protagonizada por su madre, Julia, que ha sido una de las sorpresas de la temporada, se ha alzado con el premio al mejor documental.

Madre e hijo han subido juntos al escenario a recoger la estatuilla, y después se les ha unido el resto de la familia, aunque la que ha acaparado el protagonismo ha sido Julia Salmerón que con su gracia y su "sobrepeso" ha defendido emocionada que "el físico no importa".

El Forqué a la mejor película latinoamericana se lo ha llevado Una mujer fantástica, del chileno Sebastián Lelio. Era la favorita y la única cinta en español que ha llegado este año como finalista al Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

El palmarés se ha completado con el premio al mejor cortometraje para Madre, de Rodrigo Sorogoyen, y el Premio Forqué al Cine y la Educación en Valores para Lo que de verdad importa de Paco Arango, un filme benéfico cuya recaudación se destinó en parte a ayudar a niños enfermos de cáncer a través de la Fundación Aladina.

Uno de los grandes protagonistas de la noche ha sido Carlos Saura, que ha recogido la Medalla de Oro de EGEDA por el conjunto de su trayectoria, que abarca la dirección y el guión de títulos como Cría cuervos, ¡Ay, Carmela!, La prima Angélica o Bodas de sangre y que le han valido reconocimientos como el Oso de Oro de Berlín o el Gran Premio del Jurado de Cannes.

Aunque tradicionalmente este premio honorífico ha sido siempre para un productor, Saura sólo produjo la primera de sus películas, La caza. El director ha sacado fotos con su cámara desde el escenario antes de agradecer este reconocimiento que le conceden los productores, en su tierra, Aragón.

"He tenido mucha suerte porque he podido hacer las películas que he querido gracias a que he tenido grandes productores", ha señalado Saura, autor de más de más de 40 películas, a sus 86 años.

En su tradicional discurso, el presidente de EGEDA, Enrique Cerezo, aplaudió la buena salud del cine español, que el año pasado superó los 100 millones de euros de recaudación, y recordó que "la cultura es un activo estratégico".

Elena Sánchez y Boris Izaguirre han sido los encargados de presentar estos premios, que por segundo año consecutivo se han celebrado fuera de Madrid, tras la pasada edición que acogió Sevilla.

El actor Edu Soto ha sido el responsable de poner el toque de humor a esta gala, en la que ha dedicado unos minutos a recordar a Chiquito de la Calzada. Además, los presentadores han reivindicado la asistencia a las salas de cine, así como el éxito del cine español en 2017, en concreto, de las cintas Perfectos desconocidos y Tadeo Jones 2.

La 23 edición de los Premios Forqué ha contado con las actuaciones musicales de Sergio Dalma, encargado de abrir la gala al ritmo de Volare, Pastora Soler, Efecto Pasillo y los nueve participantes de Operación Triunfo 2017 que se encuentran ya fuera de la academia: Nerea, Cepeda, Raoul, Mireya, Ricky, Marina, Thalía, Juan Antonio y Mimi.

A esta gala han asistido nombres del cine como Isabel Coixet, Verónica Forqué, Julio Medem, Cayetana Guillén Cuervo, Miguel Ángel Muñoz, Juana Acosta, Aitor Luna, Hiba Abouk, Daniel Sánchez Arévalo, Álvaro Cervantes, Natalia Verbeke, Pablo Rivero, Dafne Fernández o Goya Toledo.

Asimismo, han estado el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo; el director del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA); y el presidente de Aragón, Javier Lambán.

NOTICIA PATROCINADA