ECONOMÍA
16/01/2018 16:40 CET | Actualizado 16/01/2018 22:55 CET

Guindos sobre Rato: "Yo no le pido que dimita, dimite él"

“El rescate financiero sirvió para evitar la salida de España de la zona euro", asegura el ministro.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, que cumplía este martes 58 años, ha cuestionado la versión ofrecida por su antiguo jefe y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, en su comparecencia ante la comisión del Congreso de los Diputados que investiga la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorro.

La intervención de Guindos había causado expectación tras las comparecencias que realizaron sus tres predecesores, Elena Salgado, Pedro Solbes y Rodrigo Rato, la semana pasada. El ministro tenía que hacer frente a las acusaciones dirigidas por Rato de organizar el rescate de Bankia a espaldas del Banco de España y junto a los principales competidores de la entidad (Santander, BBVA y Caixabank), que se beneficiaron después.

Como hicieran anteriormente los presidentes Zapatero, con la palabra crisis, y Rajoy, con la palabra rescate, Guindos ha evitado en todo momento pronunciar el nombre de Rato en la comparecencia, que duró varias horas. En su lugar, el ministro ha optado por referirse a él como "el presidente del grupo" o "el anterior presidente de Bankia".

Guindos ha recordado la gestión de Rato al frente de la entidad financiera, señalando la caída del valor en Bolsa. "Durante 2012 y hasta la dimisión del anterior presidente, las acciones de Bankia cayeron cerca de un 35%", ha asegurado. Así como también ha hecho mención el fallo de Tribunal Supremo que considera que en el folleto de salida a Bolsa de Bankia incluía "graves inexactitudes".

Al anterior presidente de Bankia yo no le pido que dimita, dimite élLuis de Guindos

Ante la acusación que hizo Rato en el Congreso de haberle exigido la dimisión, Guindos ha desmentido que ocurriera así. El ministro ha señalado que fue el propio Rato quien la presentó voluntariamente. "El 7 de mayo de 2012, me informó de su intención de abandonar la entidad y pasar el testigo a José Ignacio Goirigolzarri, al que me pidió que llamara, como así hice", ha recordado.

Una versión que reiteró en su segunda intervención, tras las preguntas de los grupos parlamentarios. "Al anterior presidente de Bankia yo no le pido que dimita, dimite él porque veía todo lo que se venía encima, había presentado unas cuentas sin auditoría (...) y sabía que de forma muy rápida se iba a recomendar la conversión de las participaciones preferentes en capital", ha asegurado.

Sin embargo, en esta segunda ocasión Guindos ha introducido un matiz al recordar que, en una segunda conversación con Rato, sí que le recomendó dimitir, puesto que ya se había comunicado esta decisión a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Rato intentó permanecer al frente de la entidad hasta que se celebrara la siguiente junta de accionistas. "Al día siguiente me vuelve a llamar y me dice que lo ha pensado bien y que va a continuar hasta la siguiente junta. Ahí le dije usted dimite inmediatamente porque ya lo ha comunicado a la CNMV", ha afirmado.

A diferencia de las acusaciones sobre la etapa de Rato, el ministro ha realizado una cerrada defensa de la gestión del actual presidente de la entidad financiera, José Ignacio Goirigolzarri. "Bankia es actualmente el banco más solvente de España (...) Tiene una gestión profesional que no sufre de injerencias políticas", ha asegurado.

Críticas a la herencia recibida

Guindos ha realizado una cronología histórica de la crisis económica en su intervención inicial, en la cual ha recordado algunos de los hitos que ha tenido en España, como la intervención del Banco de España de la primera entidad (Caja de Castilla La Mancha, en 2009) o la creación de la Sareb, conocida como el banco malo. También ha recordado el célebre "haré lo que sea necesario" que pronunció el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, en julio de 2012.

El titular de Economía ha criticado duramente la gestión de la crisis que hizo el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011). Guindos les ha acusado de no resolver el problema de las cajas de ahorro y ha señalado que no se tomaron medidas para mejorar la gobernanza de estas entidades. Además ha cuestionado el plan de inversión pública conocido como Plan E.

"Entre 2009 y 2011 una decena de cajas de ahorro recibieron ayudas públicas que a cierre de 2016 tenían una pérdida esperada de 10.000 millones de euros", ha asegurado Guindos, como crítica al Gobierno de Zapatero.

El rescate financiero sirvió para evitar la salida de España de la zona euro Luis de Guindos

El ministro ha defendido su gestión de la crisis y la petición del rescate a la Unión Europea, recordando que de los 100.000 millones ofrecidos, solo se han usado aproximadamente 41.000 millones. "El rescate financiero sirvió para evitar la salida de España de la zona euro y que los depositantes tuvieran que asumir una pérdida como consecuencia de la mala gestión de los responsables de las entidades financieras", ha señalado. "Debemos aprender de los errores del pasado para no volver a caer en ellos en el futuro".

Guindos ha cifrado las ayudas destinadas a las entidades financieras por parte de los Ejecutivos de Zapatero y Rajoy en aproximadamente 60.000 millones, de los cuales se habrían recuperado unos 9.000 millones. "Si no hubiera habido rescate, no se hubieran podido pagar las preferentes y a los minoristas de Bankia", ha asegurado.

NOTICIA PATROCINADA