POLÍTICA
16/01/2018 09:31 CET | Actualizado 16/01/2018 17:32 CET

Felipe González: "Tengo dificultad para ver el delito de rebelión"

El expresidente del Gobierno Felipe González ha acudido este martes a la Cadena Ser un día antes de que se constituya la mesa del Parlament catalán, en la que aún no se sabe qué pasará, ya que el expresident Puigdemont sigue en Bruselas. "No parece una señal seria que estén inventándose la posibilidad de una investidura que no existe en el mundo", ha dicho González sobre la idea de investirle a distancia. Además, ha admitido que estaría "más cómodo" con Junqueras y los ex consejeros fuera de prisión. "Tengo dificultad para ver el delito de rebelión. Es difícilmente probable", ha dicho.

González insiste en que los independentistas catalanes "ponen de manifiesto el propósito de no recuperar la legalidad". Señala que respetar la legalidad es respetar la "constitucionalidad" y la "institucionalidad". "¿Podríamos proponer que un elefante fuese presidente? Porque no lo prohíbe el reglamento", ha ironizado.

Respecto a la prisión preventiva de Junqueras y los consejeros catalanes, ha admitido que no le gusta. Además, cree que se demoniza el artículo 155 "porque no se lee". "Se descalifica y de pronto descubrimos que la constitución alemana tiene uno parecido. Todo país descentralizado necesita un mecanismo de exigencia de lealtad institucional", ha señalado, "Montoro no está siendo leal desde el punto de vista institucional con las CCAA". También ha dicho que la "lealtad institucional tiene que ser recíproca y también es exigible al Gobierno central", pero en este caso no es aplicable el artículo 155.

A la pregunta de si estaría más cómodo si los dirigentes catalanes encarcelados estuviesen en libertad, González ha respondido rotundamente que "sí". Tiene "dificultad para ver el delito de rebelión", pero insiste en que hay una imputación "por varios delitos" y en que es "evidente" que ha habido malversación de los poderes públicos. "Pero la rebelión creo que es un delito difícilmente probable", ha incidido.

NECESARIA UNA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

El exmandatario ha considerado "necesaria" una reforma de la Constitución. "Eso serviría para que algunos la lean", ha dicho. Afirma que ha habido una "ruptura" en la convivencia debido a la crisis catalana y explica que "aunque ellos no lo entiendan", en las ideas independentistas también hay "supremacismo", aunque "no tan explícito como el de Trump".

Pero no cree que vaya a ser Rajoy quien inicie esa reforma constitucional: "Yo no veo a Rajoy capaz de emprender las reformas necesarias. Creo que están convencidos de que es mejor no mover nada".

"AÑO SABÁTICO EN EL PSOE"

En cuanto a su partido, González no ha querido pronunciarse: "No quiero intervenir en las decisiones". Esto tiene que ver con "la intervención que se ha hecho a mi juicio sobre mi opinión de las primarias". Por eso ha decidido "no hablar en términos de su partido, pero sí de los problemas del país". Hace "mucho tiempo" que no habla con Pedro Sánchez: "Si quiere hablar conmigo es obvio que estoy dispuesto a hablar con él".

Sí ha revelado que ha hablado "alguna vez" con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, porque éste le ha llamado.

No ha conversado en cambio en los últimos tiempos con el secretario general socialista, Pedro Sánchez, pero está dispuesto a hacerlo si le llama e incluso confía en que esa conversación se va a producir. Con el que no habla desde hace unos tres años y medio es con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

CORRUPCIÓN

Al ser preguntado por la corrupción y la condena a CiU este lunes, el expresidente del Gobierno se ha mostrado optimista y ha dicho que cree que en algún momento llegará "a su fin". "Para nosotros fue un golpe durísimo los casos de corrupción que teníamos", ha recordado, "lo que es cierto es que la Justicia ha llegado tarde a algunos asuntos pero ha llegado. Y hay un antes y un después".

ESPACIO ECO