POLÍTICA
18/01/2018 18:22 CET | Actualizado 18/01/2018 18:29 CET

Junqueras advierte al Supremo de que irá a la justicia europea si no le permite ir a los plenos

Escrito de la defensa del ex vicepresidente.

EFE
Oriol Junqueras

La defensa del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras ha presentado un escrito de súplica ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo contra la decisión por la que el pasado viernes el instructor de la causa contra el 'procés', Pablo Llarena, denegó el permiso para que éste pudiera asistir a la sesión constitutiva del Parlament.

Junqueras insiste en que debe ser trasladado a un cárcel próxima a su domicilio para poder asistir a la sesión de investidura que se celebrará previsiblemente en unos días y advierte de una eventual impugnación ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

En su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, el abogado Andreu Van den Eynde argumenta que la decisión de Llarena produce "distorsión de la institución parlamentaria", mientras que el traslado del diputado electo de ERC a una prisión en Cataluña y los permisos para asistir a las sesiones de la cámara catalana implicaría garantizar sus derechos procesales y personales "como son los inherentes a estar a menor distancia de su esposa y sobre todo de sus hijos".

Por ello, suplica a los magistrados que autoricen el traslado de su cliente al Centro Penitenciario Brians-I (próximo a su domicilio) o a otro dependiente de la Administración Penitenciaria de Cataluña cuya proximidad permita a Junqueras desarrollar su actividad de participación política así como estar cerca de su esposa e hijos menores de edad.

LA PETICIÓN

Pide concretamente que también se autoricen los permisos de salida o excarcelaciones para su asistencia al Pleno de Investidura que se producirá transcurrido un máximo de diez días desde la constitución ayer del Parlament "o bien se determine la conveniencia de otorgar dichos permisos para que el derecho de participación política pueda efectuarse en futuros Plenos".

La decisión de Llarena del pasado 12 de enero era de carácter ejecutivo y contra ella no cabía recurso, pese a lo cual la defensa de Junqueras presenta suplica a la Sala para agotar la vía interna ante una eventual impugnación ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en defensa de sus derechos fundamentales, según explica en el escrito.

Añade que además tiene la "certeza" de que el tribunal será sensible sus argumentos, dirigidos a obtener una interpretación favorable a la vigencia plena del derecho a la participación y representación política contemplado en la Constitución "sin olvidar los derechos inherentes a la persona relacionados con el disfrute de sus relaciones familiares".

ESPACIO ECO