INTERNACIONAL
18/01/2018 16:41 CET | Actualizado 18/01/2018 16:41 CET

La actriz porno Stormy Daniels aseguró en 2011 que tuvo sexo "genérico, de libro de texto" con Trump

Trump le pagó 130.000 dólares para que no contara su encuentro sexual, según 'Wall Street Journal'.

'IN TOUCH'

Sexo "genérico, de libro de texto". Así describió la actriz porno Stephanie Clifford un encuentro íntimo que mantuvo con Donald Trump, según una entrevista realizada a la actriz en 2011 que ha publicado recientemente la revista In Touch. La semana pasada el Wall Street Journal publicó que Trump pagó 130.000 dólares a la actriz durante la campaña electoral para que no hablase en público de este encuentro sexual.

Clifford, conocida en la industria del cine para adultos como Stormy Daniels, ha negado haber tenido sexo con el presidente de Estados Unidos, tal y como sostiene el Wall Street Journal. Sin embargo, en la entrevista sacada a la luz por In Touch, la actriz explica que en 2006 estuvo con Trump en la suite de un hotel. Esta historia fue confirmada por un amigo cercano de Clifford llamado Randy Spears, así como por su exmarido Mike Moz. Además, la revista explica que la actriz pasó una prueba de polígrafo durante la entrevista.

El encuentro sexual habría tenido lugar menos de cuatro meses después de que la mujer del presidente, Melania Trump, diera a luz a su hijo Barron. Stormy y el por aquel entonces futuro presidente de EE UU coincidieron en julio de 2006 durante la celebración de un torneo de golf para celebridades conocido como American Century. "Él no dejaba de mirarme y terminamos yendo juntos a otro hoyo en el mismo carrito de golf", relató la actriz a la revista.

VIENDO LA TELE EN PIJAMA

Trump preguntó a Stormy si quería cenar con él esa noche, a lo que ella accedió. Cuando llegó al hotel en el que habían quedado, el guardaespaldas del magnate la saludó y le permitió acceder a la habitación. Trump estaba tumbado en la cama, en pijama, viendo la tele. Cenaron en la habitación.

En un momento dado, ella se excusó para ir al baño y cuando volvió, él estaba sentado en la cama y le dijo "ven aquí". Ella se acercó y comenzaron a besarse, según relató a In Touch. Acto seguido, tuvieron sexo. "Realmente no recuerdo por qué lo hice, pero sí recuerdo que mientras estábamos teniendo sexo yo pensaba 'por favor, no trates de pagarme", recordó Stormy.

Según este relato de la actriz, en fechas sucesivas volvió a encontrarse con Trump en varias ocasiones, incluyendo una en el bungalow privado del magnate situado en el Hotel Beverly Hills de Los Angeles. Tanto la actriz como Trump, a través de su abogado, han negado "vehementemente" que mantuvieran relación sexual alguna.