INTERNACIONAL
22/01/2018 18:51 CET | Actualizado 22/01/2018 18:53 CET

Acusan a un exenfermero alemán de matar a 97 pacientes por "aburrimiento"

Niels H. es, probablemente, el mayor asesino en serie de Alemania tras la Segunda Guerra Mundial.

AFP
Imagen de archivo de Niels H. (que cubre su rostro con una carpeta) junto a su abogada en 2015, durante su juicio.

La Fiscalía alemana ha presentado cargos contra el antiguo enfermero Niels H. por el asesinato de 97 pacientes, 65 en el hospital de Dlemenhorst y 35 en el de Oldemburgo, a los que mató "por puro aburrimiento y ansia de notoriedad". De confirmarse la condena, se convertiría en el mayor asesino en serie de la historia de Alemania tras la Segunda Guerra Mundial.

"Ya ha confesado la mayor parte", ha explicado este lunes el fiscal superior Martin Koziolek. El Tribunal Regional de Oldemburgo deberá asumir el caso.

Niels H. está actualmente en prisión, condenado a cadena cadena perpetua por seis casos de asesinato o tentativa de asesinato tras ser descubierto en 2005 por una enfermera en el hospital de la ciudad de Delmenhorst, próxima a Bremen, en el norte del país, cuando quiso darle un medicamento no prescrito a un paciente en la unidad de cuidados intensivos.

De acuerdo con las investigaciones, Niels H. suministró medicamentos a los pacientes en el hospital de Delmenhorst, donde trabajó en la unidad de cuidados intensivos desde 2003 a 2005, para desencadenar fallos cardíacos o un colapso circulatorio.

PARA PARECER UN HÉROE

A continuación, los reanimaba para parecer un héroe ante sus colegas. Sin embargo, esto no funcionaba siempre. Esta práctica también la llevó a cabo en su antiguo puesto de trabajo en el hospital de Oldemburgo, donde también habría matado a pacientes y donde trabajó desde 1999 hasta 2002.

"Lo hacía para poder dejar patente sus habilidades en el campo de la reanimación de cara a sus compañeros y para combatir su aburrimiento", ha indicado Koziolek.

La acusación de la Fiscalía es el resultado de casi tres años de investigaciones en las que se analizaron centenares de actas de pacientes y se exhumaron más de 130 cadáveres en busca de rastros de estos medicamentos después de que el acusado confesara durante el juicio haber matado a muchos más pacientes de los que se le imputaban. En noviembre, los investigadores informaron de que sus crímenes abarcaban un número mucho mayor que los seis casos por los que fue condenado.

En tres casos, los expertos no pudieron decir con seguridad si el medicamento encontrado no fue prescrito por los médicos, por lo que éstos no se han incluido en el pliego de cargos.

UN 58% MÁS DE MUERTES EN SU TURNO

El Tribunal regional de Oldemburgo deberá ahora decidir si abre un nuevo juicio contra el exenfermero y la fecha del mismo. De momento se desconoce cuándo se dará a conocer su decisión. "Las actas han llegado hoy", informó un portavoz del tribunal. Estas llenan diez cajas de cartón, indicó.

El hecho de que tantos pacientes perdieran la vida durante el turno de Niels H. fue objeto de conversaciones. En concreto, en 2001 el número de muertes en la unidad de cuidados intensivos en Oldemburgo subió un 58% durante el turno del enfermero. A pesar de ello, cambió de puesto de trabajo con una buena carta de recomendación. Asimismo, de acuerdo con la Fiscalía, en el caso de Delmenhorst había también indicios concretos de que mataba a sus pacientes.

Por ello, la Fiscalía ha presentado una demanda contra seis trabajadores de Delmenhorst por homicidio por omisión. El Tribunal regional ha desestimado la acusación en tres casos. Ahora deberá decidir el Tribunal Superior. Mientras, continúan las investigaciones contra los trabajadores de la clínica de Oldemburgo.

NOTICIA PATROCINADA