TENDENCIAS
22/01/2018 12:01 CET | Actualizado 22/01/2018 12:36 CET

Amazon abre el primer supermercado sin cajeros

Todo mediante la 'app' móvil de Amazon Go.

Amazon, la gran empresa de comercio en línea, ha abierto este lunes al público en Seattle (EEUU) el primer establecimiento de Amazon Go, el supermercado inteligente donde el cliente no tiene necesidad de pasar por caja.

La empresa ha inaugurado la superficie un año después de lo planeado, ya que a finales de 2016 ya trabajaba en este concepto y la idea era que abriese al público a inicios de 2017. Amazon Go ocupa una superficie inferior a 170 metros cuadrados y dispone de comidas preparadas para el desayuno, el almuerzo o la cena; una selección de ensaladas, sándwiches y refrescos; vinos y cervezas, y algunos productos frescos, como carne.

El vicepresidente de tecnología de Amazon Go, Dilip Kumar, declaró a The Wall Street Journal la semana pasada que los empleados han "entrenado" esa tecnología para que funcione, "un experimento que pertenece al amplio esfuerzo de la compañía para reinventar cómo compran los consumidores".

CÓMO FUNCIONA AMAZON GO

Primero, es necesario tener la aplicación móvil de Amazon para entrar en la tienda. Una vez dentro, los clientes pueden llenar su carrito como en cualquier supermercado. Antes de meterlos en el carro, deben escanear los productos usando su teléfono y así quedan representados como un objeto 3D en el sistema. Esta tecnología utiliza cámaras para seguir los movimientos de las personas e identificar sus interacciones con los productos, según ha explicado Amazon.

El sistema "detecta automáticamente cuándo los productos son sacados o recolocados en los estantes y lleva un registro en un carrito virtual", ha detallado la empresa. Una vez que se acaba la compra, el consumidor puede salir sin pasar por caja y la empresa le enviará un recibo y cargará los productos comprados en su cuenta de Amazon.

Jeffrey Dastin / Reuters

Precisamente fueron los problemas técnicos con la tecnología que cobra automáticamente a los clientes al salir del establecimiento, que Amazon llama Just Walk Out, los que obligaron a la firma a aplazar la apertura, según publicó The Wall Street Journal en marzo de 2017.

Esta tecnología no utiliza reconocimiento facial, sino "otras pistas visuales" y la continuidad entre cámaras para determinar el comportamiento de los clientes, señaló Kumar al portal TechCrunch.

Amazon Go no es el primer ejemplo de tienda física de esta empresa de comercio electrónico. En 2016 inauguró su primera librería, también en Seattle, ciudad donde tiene su sede. Desde entonces abrió otras, entre ellas una en Nueva York el pasado mes de mayo. Sin embargo, el interés de Amazon por los supermercados tradicionales se evidenció algo más tarde, en junio de 2017, cuando el grupo anunció la compra de la cadena de supermercados estadounidenses de comida orgánica Whole Foods.

Jeffrey Dastin / Reuters

La sede de Amazon en Madrid

ESPACIO ECO