TENDENCIAS
22/01/2018 12:55 CET | Actualizado 22/01/2018 12:55 CET

El pianista James Rhodes, desconcertado con el detalle de sus adorables vecinos

Ahí sí hay quien viva.

Getty Images
El pianista James Rhodes, en los MIND Media Awards en Londres, el 17 de noviembre de 2014.

El pianista londinense James Rhodes es conocido por acercar la música clásica al público general y por sus libros Instrumental y Fugas, en los que cuenta los abusos que sufrió de pequeño y su lucha contra la depresión y la ansiedad, y también muy popular por las ocurrencias que comparte a través de Twitter.

Este lunes el músico, que reside en Madrid, ha arrancado una sonrisa a sus seguidores con el episodio que ha contado acerca de sus vecinos.

"La vecina de dos pisos más arriba acaba de llamar a la puerta y me ha dado esta delicia de chocolate hecha por ella y su hija por 'tocar música tan bonita'. Y yo pensando que mis vecinos debían odiarme por el ruido", escribió junto a una fotografía del postre.

En otro tuit, Rhodes añadió: "Le dije (muy británico): 'Por favor, grita si hago mucho ruido y pararé inmediatamente' y ella estaba como 'Oh, no. Más alto, por favor'. Estaba tan convencido de que venía a quejarse. Mi cabeza no sabe NADA y me miente todo el rato".

Un minuto después, el pianista volvió a escribir con la duda que le asaltaba: "Espera. ¿Y si está envenenado?". En menos de media hora, su hilo superaba los 200 me gusta.

Este viernes, Rhodes ya enterneció a muchos con el descubrimiento de una "palabra perfecta". "Es España, el diminutivo de pingüinos es pingüinitos. Esto casi ha hecho que se me pase el resfriado. Qué palabra tan perfecta", tuiteó.

ESPACIO ECO