INTERNACIONAL
22/01/2018 18:34 CET | Actualizado 23/01/2018 16:22 CET

Los demócratas acuerdan reabrir el Gobierno de EE UU

La Administración de Trump llevaba paralizada desde el viernes.

El senador demócrata Chuck Schumer ha anunciado este lunes que su partido votaría junto a los republicanos un proyecto de ley para reabrir temporalmente el Gobierno de EEUU hasta el 8 de febrero.

La Administración que dirige Donald Trump quedó cerrada durante el fin de semana tras no aprobarse el viernes el presupuesto federal con el voto en contra de los demócratas, que exigían que el magnate diera marcha atrás en su intención de acabar con el plan que ofrece protección a cerca de 800.000 'dreamers'.

"Tras numerosas discusiones, ofertas y contraofertas, el líder republicano y yo hemos llegado a un acuerdo", ha explicado Schumer, líder de la minoría demócrata.

"Hoy votaremos para reabrir el Gobierno para continuar negociando un acuerdo global sobre el futuro de cientos de miles de inmigrantes (los "dreamers" o soñadores) que llegaron al país siendo niños y que pronto van a perder su protección frente a la deportación", ha señalado, que culmina el 7 de marzo.

Los legisladores de ambas cámaras han votado a favor de reabrir el Gobierno federal y extender los fondos hasta el 8 de febrero, así como proporcionar financiación para el Programa de Seguro de Salud para Niños (CHIP, en inglés) durante seis años.

LOS DEMÓCRATAS NO CEDERÁN MÁS HASTA QUE SE PROTEJA A LOS 'SOÑADORES'

Eso sí, los demócratas se han comprometido a no votar a favor de una medida de gasto a menos que se llegue a un acuerdo sobre cómo garantizar la protección de los "soñadores".

Su cesión ha llegado después de que el líder de la mayoría republicana en la Cámara Alta, Mitch McConnell, prometiera permitir que un proyecto de ley de inmigración se someta a votación en febrero si no hay acuerdo de inmigración antes del 8 de febrero.

Sobre las negociaciones de las próximas semanas, los republicanos exigen que los demócratas incluyan en el nuevo acuerdo presupuestario fondos para la construcción del muro fronterizo en México, una de las controvertidas promesas electorales de Trump.

Por su parte, los demócratas, además del camino a la ciudadanía para los "soñadores" también exigen que los presupuestos aborden asuntos críticos para ellos, como la crisis de opioides que azota el país.

TRUMP SIGUE SIN CEDER UN MILÍMETRO

Trump ha celebrado el acuerdo alcanzado en el Senado para reabrir la Administración federal en las próximas horas, pero advirtió de que solo llegará a un pacto sobre inmigración con el Congreso si lo que le proponen los legisladores "es bueno para el país".

"Me alegro de que los demócratas en el Congreso hayan recobrado el sentido y ahora estén dispuestos a financiar nuestro gran Ejército, patrulla fronteriza, servicios de emergencia y seguros médicos para niños vulnerables", ha dicho en un comunicado leído por su portavoz, Sarah Huckabee Sanders.

Hasta que Trump no rubrique los fondos, cientos de miles de funcionarios seguirán suspendidos de empleo y sueldo. Pero la corta duración del cierre, así como que ocurriera un fin de semana, significa que sus efectos serán relativamente mínimos en comparación con el cierre de 16 días en 2013.

ESPACIO ECO