NOTICIAS
23/01/2018 17:40 CET | Actualizado 23/01/2018 18:01 CET

El explosivo enero de Messi: va a por el mejor comienzo de su carrera

El argentino marcó seis goles en cinco partidos y muestra un nivel altísimo. Su mejor marca es del 2013: nueve tantos en siete encuentros

Albert Gea / Reuters

Los argentinos se frotan las manos. La afición del Barcelona reconoce el momento como especial. Son esas secuencias que regalan aire fresco y esperanzas. Pese a que Lionel Messi juega con la misma camiseta desde que empezó su carrera, cada partido parece el nuevo fichaje estrella. Y en el comienzo del año la tendencia parece más evidente que nunca: la Pulga da señales de motivación y energía a la altura del 2018 que se le viene. Va por LaLiga (liderada por el equipo de Valverde con 11 puntos de ventaja), la Copa del Rey (perdió la ida de los cuartos de final ante Espanyol), la Champions (en octavos de final se medirá al Chelsea)....y el Mundial Rusia 2018.

El domingo, ante el Betis, Messi vació el Villamarín con una actuación de otros tiempos. Sin Neymar, tanto él como Suárez parecen sentirse cada vez más cómodos con la idea de jugar solos en el ataque, con espacios y buscándose todo el tiempo. Desde el aspecto futbolístico, nunca hubo dudas. Desde el físico y lo anímico, se percibe a la Pulga un cambio por encima de lo normal, con jugadas que vuelven a exhibirlo como un huracán de desequilibrio fuera de lo normal.

Según datos de Opta, en enero del 2018 Messi lleva 6 goles en cinco partidos (uno al Levante, dos al Celta y dos al Betis), con un promedio de 1,15. Además dio cuatro asistencias en los 419 minutos jugados. Cuando aún restan al menos dos partidos más(contra Espanyol, por la vuelta de la Copa del Rey, y ante Alavés, por LaLiga), ya alcanzó o superó el rendimiento del 2017 (6 goles en ocho partidos), 2014 (4 goles en seis), 2011 (6 goles en cinco) y 2010 (6 en 4).

Aún resta comprobar si Messi tendrá el mejor enero de su carrera. Hasta ahora, esa marca le corresponde al 2013, cuando festejó nueve veces en siete encuentros (cuatro partidos de LaLiga y tres de la Copa del Rey). En el 2015 y 2016 celebró ocho veces, con siete y ocho partidos, respectivamente.

En esta temporada, Messi no jugó el partido de ida de la Copa del Rey, ante el Celta, el 3 de enero, pero todo indica que estará en los dos que le restan jugar el equipo de Valverde.

A los 30 años, Messi no sólo da la idea de que mantendrá su ritmo: va por mucho más.

ESPACIO ECO