NOTICIAS
23/01/2018 14:41 CET | Actualizado 23/01/2018 19:56 CET

Muere a los 103 años el poeta chileno Nicanor Parra

Falleció de madrugada por problemas de salud que no fueron precisados.

EFE

El reconocido poeta chileno Nicanor Parra murió este martes a los 103 años, dejando como herencia la antipoesía, género con el que revolucionó la literatura hispanoamericana en el siglo XX y le permitió ganar el premio Cervantes en el 2011.

"Chile pierde a uno de los más grandes autores de la historia de nuestra literatura y voz singular en la cultura occidental. ¡Estoy conmovida por el fallecimiento de Nicanor Parra! Mi más profundo pésame a su familia", dijo la presidenta Michelle Bachelet en su cuenta oficial de Twitter.

Considerado un influyente poeta del siglo XX, Parra falleció de madrugada en su casa en la comuna de La Reina, en Santiago, por problemas de salud que no fueron precisados, pero estuvo consciente hasta el final de su vida.

Poeta, físico y matemático, Nicanor Parra saltó a la fama por su máxima creación: la antipoesía, genero con el que instauró un lenguaje caracterizado por la ironía, el léxico simple y los temas cotidianos, con los que alcanzó una gran influencia en la literatura hispanoamericana y varios reconocimientos internacionales.

Saltó a la fama por su máxima creación: la antipoesía, genero con el que instauró un lenguaje caracterizado por la ironía, el léxico simple y los temas cotidianos.

La principal muestra de este movimiento queda plasmada en su segundo libro, Poemas y antipoema" (1954). Desde ese momento, su prolífica obra siguió con libros como Antipoemas (1960), Manifiesto (1963), Obra Gruesa (1969), Poesía política (1983), Poemas para combatir la calvicie (1993), Páginas en blanco (2001).

En 2011 recibió en España el premio de Literatura Miguel de Cervantes, el más reconocido de la lengua castellana. Parra decidió no viajar a recibir el galardón por su avanzada edad y envió a su nieto Tololo Ugarte, un destacado pianista.

También recibió el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo (1991) y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2001).

"Lo único que le faltaba a Nicanor Parra para ser inmortal era precisamente haber dejado este mundo", dijo, por su parte, el presidente electo Sebastián Piñera, quien presentaba su gabinete ministerial al mismo tiempo que se conocía la noticia del fallecimiento de Parra.

Lo único que le faltaba a Nicanor Parra para ser inmortal era precisamente haber dejado este mundo.Sebastián Piñera

Piñera, en su primer gobierno (2010-2014) vivió un bochorno en la feria del Libro de Santiago en el 2010 cuando anunció erróneamente la muerte de Nicanor Parra.

Su extravagante personalidad, reflejada en irónicas opiniones y picarescas odas a objetos y situaciones comunes, acercó su obra especialmente a los jóvenes, entre los que hoy cuenta muchos admiradores.

Reacio al contacto con la prensa y los homenajes, pasó sus últimos años en su casa en Las Cruces, en la costa central chilena, no lejos de la que tenía Pablo Neruda en Isla Negra, donde recibió a algunas personalidades como la presidenta Bachelet, con quien celebró sus 100 años de vida.

Su irreverente obra y rechazo a la poesía tradicionalista transformó a Parra en antagonista del trabajo de su colega chileno y premio Nobel de Literatura en 1971, Pablo Neruda, con quien tuvo una relación especial.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), Nicanor Parra fue señalado por mantener una postura ambigua con el régimen, alimentada por sus disputas públicas con Neruda, militante del partido comunista que murió a los pocos días de la llegada de los militares al poder, por causas que aún son investigadas.

Nicanor Parra nació en 1914 en la localidad rural de San Fabián de Alico, en la región de Biobío (sur), en la más fecunda cuna artística que ha tenido Chile.

Parra era el hermano mayor de la famosísima cantautora Violeta Parra, y de Eduardo y Roberto, otros dos músicos relevantes de la música popular chilena.

El ramal artístico de la familia Parra se extendió durante los años y ha dado numerosos talentos como Angel Parra, hijo de Violeta, otro gran cantautor que murió en París el año pasado a los 73 años.

Su hijo, Angel Cereceda Parra, fue fundador del exitoso grupo chileno Los Tres, y es reconocido como uno de los grandes guitarristas de Latinoamérica.

Muertos 2018

ESPACIO ECO