TENDENCIAS
27/01/2018 10:03 CET | Actualizado 27/01/2018 10:03 CET

La solución para los que dicen no tener tiempo para hacer ejercicio

No hay necesidad de ir al gimnasio una hora todos los días.

Es muy probable que tengas como propósito adoptar un estilo de vida más saludable, es decir, comer mejor y hacer más ejercicio. Sin embargo, también es probable que poco después de haber empezado te hayas dado de bruces con la realidad: sin importar las buenas intenciones, el horario de trabajo o de estudio nos impide dedicarle tiempo a nuestra salud.

Pero existe un truco muy sencillo para modificar tu perspectiva sobre el ejercicio que puede ayudarte a encontrar tiempo para hacer algo de deporte: menos es más. Emplea menos horas, haz ejercicios cortos, plantéate metas más pequeñas.

adamkaz via Getty Images

"Encuentra huecos a lo largo del día para hacer ejercicio", cuenta Stephanie George, monitora de yoga y entrenadora personal al HuffPost Canadá. Puede resultar imposible disponer de tres horas a la semana para hacer ejercicio, pero sí es factible encontrar 15 minutos un par de veces al día.

George recomienda a sus clientes que intenten hacer deporte siempre que tengan un hueco y que no olviden que hacer ejercicio durante un periodo corto también es útil.

"Haz ejercicios cortos. No necesitas pasar varias horas seguidas en el gimnasio, basta con 30 o incluso 15 minutos", plantea George. Algunos ejercicios como la plancha, las sentadilla o hacer tríceps sirven para trabajar varios grupos musculares; el yoga también puede ser cardiovascular (por ejemplo, el saludo al sol) y sirve para mejorar el equilibrio y la flexibilidad.

La ciencia ha demostrado que esto es cierto. Un estudio publicado en PLOS ONE en 2016 reveló que hacer ejercicios cortos resulta muy beneficioso. Otro estudio llevado a cabo por American Heart Association concluyó que si esos ejercicios eran de alta intensidad, podían ayudar a mejorar la tensión sanguínea, el colesterol y el peso en personas con diabetes de tipo 2.

kali9 via Getty Images

Plantéate en qué momento del día puedes incluir diez minutos de movimiento. George da aquí algunas ideas para encontrar esos huecos:

1. Ve al trabajo andando o en bicicleta. Otra opción es aparcar un poco más lejos de lo habitual y caminar al menos diez minutos para llegar.

2. Aprovecha el tiempo de la comida para dar un paseo o hacer una sesión rápida de ejercicio en algún gimnasio cercano. Será incluso más divertido si invitas a un compañero de trabajo y aprovecháis para poneros al día.

3. ¿Estás esperando a que tus hijos salgan del colegio o de una actividad extraescolar? Sal del coche y date un paseo, aunque sea alrededor del edificio.

4. Cuando estés viendo la tele por la tarde, haz un poco de yoga, estiramientos o ejercicios con pesas ligeras. Intenta correr en el sitio durante los anuncios para incrementar tus pulsaciones.

Es recomendable que los adultos dediquen al menos 150 minutos cada semana a hacer ejercicio moderado o intenso en intervalos de al menos diez minutos. Por ejemplo: diez caminatas rápidas de quince minutos o cinco paseos de media hora; esto es algo que puedes hacer en una pausa para comer o de camino al trabajo.

La Sociedad Canadiense de Fisiología del Ejercicio también recomienda activar los grupos musculares grandes para reforzar los huesos y los músculos dos veces a la semana. Esto puede hacerse muy fácilmente, como por ejemplo, haciendo ejercicios de pesas libres mientras ves una serie dos veces a la semana.

Pero no olvides que una vez hayas conseguido encontrar el tiempo necesario para hacer ejercicio debes ser constante, advierte George. "Para evitar problemas de horarios pon una alarma en tu teléfono o apúntalo en tu agenda. Además, procura hacer sesiones de ejercicios, aunque sean de forma interrumpida, al menos tres veces a la semana", remata la experta.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Canadá y ha sido traducido del inglés por María Ginés Grao.

ESPACIO ECO