POLÍTICA
30/01/2018 13:36 CET | Actualizado 30/01/2018 13:36 CET

El teléfono escacharrado de Torrent y Puigdemont

El presidente del Parlament llamó varias veces al candidato, que no cogió y no le constan las llamadas

EL HUFFPOST
Torrent y Puigdemont

A veces la política parece un juego, y en esta ocasión ha sido el teléfono escacharrado. El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha telefoneado cinco veces este martes al candidato a presidir la Generalitat, Carles Puigdemont, antes de anunciar que aplazaba el pleno de investidura, aunque al candidato no le constan llamadas, según han informado respectivamente fuentes de Presidencia de la Cámara y de JxCat.

Fuentes de la candidatura han explicado a Europa Press que no se han recibido llamadas telefónicas, después de que Torrent haya anunciado el aplazamiento del pleno hasta garantizar que el debate se puede realizar "con garantías y sin injerencias" del Estado y hasta que el TC resuelva las alegaciones que el Parlament ha presentado para defender la inmunidad de Puigdemont.

Fuentes del entorno del presidente de la cámara han dicho que Roger Torrent ha estado llamando "hasta cinco veces" a Puigdemont antes de comparecer, pero que no ha podido localizarle.

Desde el grupo de JxCat aseguran a Europa Press que, si Roger Torrent quería hablar o comunicarse con Puigdemont, tiene "mil maneras" de hacerlo, pero que no lo ha hecho, y al candidato no le constan llamadas ni mensajes.

"Saben perfectamente cómo localizarlo", han subrayado también desde el grupo de JxCat, expresando así su malestar por la situación.

MALESTAR EN JUNTS

Tras las palabras de Torrent, han cundido el malestar entre los miembros de Junts, que querían que el Pleno fuera hoy. Pese a todo, JxCat valora que el presidente del Parlament se comprometa públicamente a no presentar ni proponer a ningún otro candidato alternativo a Puigdemont

En su comparecencia, Torrent ha dicho que propuso a Puigdemont como candidato el 22 de enero tras escuchar a todos los grupos y constatar que era el único que podía reunir apoyos para ser investido: "No fue una decisión aleatoria ni personal y no propondré a ningún otro candidato".

Por eso, ha pedido a los servicios jurídicos del Parlament que se presenten alegaciones a la resolución del TC que prohíbe una investidura a distancia y sin autorización judicial.

También ha avisado de que irá "hasta el final para defender los derechos de Puigdemont, el resto de diputados y los ciudadanos" porque, según ha avisado, la democracia no puede suspenderse ni violentarse.

Carles Puigdemont

ESPACIO ECO