TENDENCIAS
31/01/2018 16:25 CET | Actualizado 31/01/2018 16:26 CET

Solo un actor de 'Glee' se ha acordado de Mark Salling tras su muerte

Matthew Morrison ha subido una foto con el intérprete y con el también fallecido Cory Monteith.

Danny Moloshok / Reuters

Tras la muerte del actor de la serie Glee Mark Salling, pocos han sido los intérpretes que han decidido rendirle homenaje en las redes sociales, probablemente por las acusaciones de posesión de pornografía infantil que recaían sobre él. Uno de los que le ha mostrado su cariño ha sido Matthew Morrison —el profesor de música Will Schuester en la serie—, que ha compartido una imagen en Instagram junto a Salling y al también fallecido Cory Monteith, Finn Houdson en la ficción.

😇😔😇

Una publicación compartida de Matthew Morrison (@_matthew.morrison_) el

Si no puedes ver la fotografía pincha aquí.

El actor no ha escrito ningún tipo de comentario, más allá de añadir un emoticono de tristeza y dos angelitos. Algunos otros miembros del reparto de la producción de 20th Century Fox como Jacob Artist, Jenna Ushkowitz, Kevin McHale o Heather Morris han mostrado su apoyo dándole me gusta a la fotografía o comentando con un emoji de corazón.

El productor y primer coordinador musical de Glee, Tim Davis, también ha mostrado su pésame a la familia de Salling en Twitter pidiendo a los usuarios de esta red social que "dejen de provocar más daño a la familia", sin justificar de ninguna manera los delitos de pornografía infantil de los que se le acusaba al actor.

Dejádme que sea claro. Tener compasión por Mark Salling no minimiza de ninguna forma sus crímenes, ni el dolor ni la devastación de las víctimas. Solo digo que dejéis de provocar más daño a la familia. Era su hijo. Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Mark Salling, que se dio a conocer por interpretar Noah Puck Puckerman en Glee se suicidó cerca de un río en el barrio de Sunland (Los Ángeles, EEUU), la zona donde él vivía, según investigaciones forenses. La muerte del actor se ha producido cuatro meses después de que se declarara culpable por posesión de pornografía infantil o que le suponía enfrentarse a una pena de entre cuatro y siete años de cárcel y hasta 20 años de libertad vigilada.

Muertos 2018

ESPACIO ECO