INTERNACIONAL
07/02/2018 03:31 CET | Actualizado 07/02/2018 03:31 CET

Trump crea una oficina para detectar inmigrantes "amenazantes"

El Centro Nacional de Escrutinio será parte del Departamento de Seguridad Nacional.

EFE
El presidente estadounidense, Donald Trump.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha ordenado la creación de una oficina dedicada a identificar a los inmigrantes o visitantes que puedan presentar una "amenaza" para la seguridad de Estados Unidos.

Trump, que durante su campaña electoral abogó por someter a las personas que desearan visitar o trabajar en EEUU a un "escrutinio extremo", ha firmado un memorando que ordena establecer el llamado Centro Nacional de Escrutinio (NVC, por sus siglas en inglés).

Esa oficina "coordinará los esfuerzos de los departamentos y agencias para identificar mejor a los individuos que quieran entrar al país y que presenten una amenaza a la seguridad nacional, la fronteriza o la pública", ha explicado en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee.

El NVC tendrá su sede en el Departamento de Seguridad Nacional, pero su actividad será un esfuerzo conjunto con los departamentos de Estado, Justicia y las agencias de inteligencia.

Se espera que los esfuerzos del centro se enfoquen en los solicitantes de visado y otros inmigrantes, pero, según fuentes de la Casa Blanca citadas por la CNN, también tratará de acelerar el escrutinio de ciertas personas que ya están en Estados Unidos, entre ellos, los sujetos a procesos de deportación.

Centralizar bases de datos protegiendo la privacidad

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, será la encargada de nombrar al director del centro, mientras que los responsables del Departamento de Estado, Rex Tillerson, y del de Justicia, Jeff Sessions, nombrarán a un subdirector cada uno.

"El Centro Nacional de Escrutinio apoyará un trabajo sin precedentes del DHS y de toda la comunidad de inteligencia de EEUU para evitar que los terroristas, los criminales violentos y otros individuos peligrosos lleguen a nuestras costas", ha explicado Nielsen.

"Este es un paso más para poder saber quién llega a EEUU, que son quienes dicen que son y que no representan una amenaza para nuestra nación", ha añadido la funcionaria. La oficina busca unificar las bases de datos de las agencias y departamentos "en un solo lugar, para detectar pronto las amenazas".

El DHS se asegurará de que hay "mecanismos para asegurar" que "cumple su misión sin dejar de proteger los derechos de los individuos a la privacidad, y sus derechos y libertades civiles", ha añadido.

ESPACIO ECO